Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) La CNMC rebaja la tarifa de terminación fija en un 85% de media y acaba con la asimetría de precios

El regulador impone los mismos precios al considerar que todos los operadores son "monopolistas" de su propia red
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado un precio único de terminación de telefonía fija, igual para todos los operadores, de 0,0817 céntimos de euro por minuto, lo que supone una rebaja del 89% para los operadores alternativos y del 80% para Telefónica.
El organismo regulador ha explicado que con la nueva tarifa aprobada, los precios de terminación fija en España se sitúan por debajo de la media europea. En concreto, los precios oscilan entre los 0,043 céntimos el minuto de Malta e Italia y los 0,256 céntimos de Bulgaria, mientras que precio medio de todos ellos se sitúa en 0,1 céntimos.
La tarifa de terminación es el precio mayorista que una compañía, tanto de telefonía móvil como fija, le paga a otra para que sus clientes puedan acabar las llamadas de voz a abonados conectados a la red fija de este último operador. Hasta ahora, Telefónica tenía unos precios regulados, mientras que los operadores alternativos podían cobrar hasta un 30% más que Telefónica.
Así, el precio medio de terminación de Telefónica era de 0,41 céntimos, mientras que los operadores alternativos podían cobrar a sus rivales hasta 0,728 céntimos por minuto.
Para argumentar su decisión de acabar con la asimetría de precios, la CNMC concluye en su resolución que todos los operadores tienen "poder significativo de mercado", ya que cada compañía de telefonía fija es "monopolista" en su red y podría fijar al resto de los operadores un "precio abusivo" por terminar las llamadas en su red.
Por esta razón el regulador, a la vez que controla los precios, impone a los operadores como obligación permitir el acceso a recursos específicos de las redes y a su utilización, la separación de cuentas y contabilidad de costes, a la vez que persigue que se cumplan los criterios de no discriminación y transparencia.
Respecto a eliminar las asimetrías, Telefónica está de acuerdo con esta medida al entender que una regulación asimétrica debe mantenerse solo por un periodo determinado de tiempo, por las posibles ineficiencias productivas a que da lugar, y en un momento en el que otros países del entorno ya están aplicando un modelo de terminación simétrico.
ELIMINAR ASIMETRÍAS
Por el contrario, Euskaltel, Vodafone, R Cable, Verizon y Jazztel se oponen a la aplicación de un modelo de terminación simétrico para todos los operadores del mercado, por no tener en cuenta la inversión de los operadores.
Para el regulador, una disminución de los precios de terminación mejora el excedente del consumidor, gracias a la reducción de precios minoristas y al incremento del consumo. Por el contrario, si se mantuviera una asimetría a los operadores alternativos por ineficiencias, éstas las acabaría asumiendo Telefónica y los operadores móviles y, en última instancia, sus clientes, considera la CNMC.
En su resolución, la CNMC explica que el volumen total de minutos generado por los servicios de terminación fijos prestados por los diferentes operadores se ha mantenido estable desde 2009, mientras que los ingresos se han reducido como consecuencia de la reducción de precios mayoristas. Asimismo, los operadores alternativos a Telefónica, a pesar de que cursan la mitad del tráfico de terminación fija, obtienen cerca de dos tercios de los ingresos totales.
DISMINUIR LOS PRECIOS DE FORMA ESCALONADA
En las observaciones incluidas en la resolución, el Ministerio de Industria señala que un cambio tan "abrupto" como el propuesto puede crear inestabilidades económicas y financieras de consecuencias negativas para el sector y sugiere a la CNMC que valore la posibilidad de introducir la medida propuesta de forma gradual.
La mayoría de los operadores (Vodafone, Jazztel, Euskaltel, Ono, Colt, Telecable, R Cable y Telefónica) solicitan también que se lleve a cabo una bajada gradual de los precios de terminación, frente a Orange y BT que consideran necesaria la aplicación inmediata del nuevo precio para no incrementar los costes de los operadores alternativos, ya que un reducción escalonada solo beneficiaría a Telefónica.
La CNMC responde a esto que el servicio de terminación es un servicio "bidireccional" en el que los operadores son tanto oferentes como demandantes del servicio y los ingresos de un operador son los costes de otro. Por tanto, si bien la aplicación del nuevo precio de terminación supone una disminución de ingresos de terminación "muy relevante" también implica una disminución de los costes de terminación de igual magnitud. "Por tanto, el impacto neto en el mercado mayorista en su conjunto es nulo", ha aseverado.
Además la CNMC añade que además de en los servicios entre operadores, habrá un impacto adicional debido a la reducción de precios en el mercado minorista como consecuencia de las reducciones mayoristas.