Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) España y Francia exigen a Bruselas que no escatime ni en medidas ni en presupuesto tras el veto ruso

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel GarcíaTejerina, y el titular de Agricultura, Sector Agroalimentario y Bosques de Francia, Stéphane Le Foll, han presentado la posición conjunta que mantendrán ambos países en la reunión extraordinaria de Bruselas del próximo 5 de septiembre, en la que exigirán "rapidez" y que "no se escatime" ni en las medidas ni en el presupuesto para paliar las consecuencias del veto ruso a los productos agroalimentarios de la Unión Europea.
"La propuesta común España-Francia es que la Comisión Europea sea pronta en sus decisiones y no se escatime ni en las medidas ni el presupuesto necesario para que las medidas tomadas sean efectivas", ha explicado García Tejerina en rueda de prensa.
Por su parte, Stéphane Le Foll ha recalcado que es necesario actuar con celeridad en esta crisis. "Nos hemos dado cuenta de que cuanto más rápido reaccionemos, menos le costará a Europa, porque cuando dejas que se degrade cada vez cuesta más caro a todos. Hay que actuar con rapidez", ha insistido el ministro galo.
En la reunión mantenida en la sede del Ministerio de Agricultura en Madrid también han participado, entre otros, el consejero para asuntos agrícolas de la Embajada de Francia en España, Hervé Reverbori, y el encargado de negocios de la embajada gala, Cyrille Rogeau, mientras que por España han estado presentes el director general de producciones y mercados agrarios, Fernando Miranda, y el presidente del Fondo Español de Garantía Agraria (Fega), Ignacio Sánchez Esteban.
"Queremos poner de manifiesto que el embargo ruso es un problema que afecta a la UE y debe ser compartido y soportado por todos. Es fundamental que la CE haga un seguimiento de la evolución de cada mercado para reaccionar de forma inmediata y se pongan todas las medidas que existen para paliar la crisis de mercados, ya sea la retirada de producción, el almacenamiento, las restituciones a la exportación, o impulsar nuevos mercados para productos europeos", ha reiterado García Tejerina.
LA CIRUELA ENTRA EN LA LISTA DE ALIMENTOS AFECTADOS
Por otro lado, la titular de Agricultura ha confirmado que el próximo miércoles, 3 de septiembre, se reunirá con los representantes de las comunidades autónomas de cara a unificar posturas para la importante cita de Bruselas e ir "incorporando las necesidades de cada sector".
En concreto, García Tejerina ha subrayado que en el día de hoy se ha incorporado la ciruela a la lista de productos afectados y que recibirán ayudas para paliar los efectos del veto ruso, como había solicitado alguna región, como Extremadura, mientras que se seguirá pidiendo la inclusión de "productos que no están incluidos como los cítricos y caqui".
De esta forma, ha recordado que por el momento la CE ha dotado con 33 millones de euros al melocotón y la nectarina, con 125 millones de euros a otras frutas y hortalizas, a los que hay que sumar hoy los cerca de 20 millones aprobados para el sector lácteo. "En función de la demanda, si es necesario más presupuesto se lo demandaremos a Bruselas", ha recalcado.
PROPUESTA CONJUNTA ESPAÑA-FRANCIA
En la reunión bilateral entre España y Francia, ambos departamentos han concretado una postura común con cuatro puntos que defenderán conjuntamente en la reunión de Bruselas de la próxima semana.
Los dos países recuerdan a la CE que el embargo establecido por Rusia es un "problema compartido por todos los Estados miembros, por lo que requiere soluciones en el ámbito europeo" y consideran que los productores agrarios "no deben verse afectados negativamente por las consecuencias de una decisión política de la que no son responsables".
Le Foll, además, ha desvelado que se reunirá la próxima semana con los ministros de Polonia y Alemania para presentar la postura hispano-gala, a la que espera que se adhieran de cara a la cita del viernes en Bruselas.
Tanto la ministra española como el francés han reiterado la necesidad de que la CE realice un "seguimiento preciso de la evolución de los distintos mercados" y continúe reaccionando de "forma inmediata" para poner en marcha las medidas oportunas, adaptadas a las necesidades de cada sector afectado.
Por eso, solicitarán en el consejo extraordinario de ministros que la CE movilice todas las herramientas para "minimizar las perturbaciones" en el mercado europeo y exigen a la Comisión "impulsar activamente la búsqueda de mercados alternativos en países terceros para los productos agroalimentarios afectados por el embargo".
EVITAR INCIDENTES ENTRE AGRICULTORES FRANCESES Y ESPAÑOLES
Por otro lado, Stéphane Le Foll ha reconocido que Francia y España han mantenido "ciertas tensiones" por el tema del melocotón, ya que los agricultores galos denunciaron a los españoles por competencia desleal e impedían el paso de los camiones en la frontera.
"Estuvimos en contacto y hemos gestionado esa crisis. De hecho, le he entregado a la ministra una carta de los productores franceses, en la que se precisa que no era un ataque o recriminación ante los productores españoles", ha explicado sobre los incidentes.
Le Foll ha reiterado que ambos departamentos trabajan para que "no se lleven a cabo esta serie de incidentes, para organizar mejor los sectores y se respeten y acaten las reglas comerciales". "Hay una cooperación perfecta entre España y Francia, que nos permitirá resolver los incidentes que hemos tenido este verano", ha subrayado.