Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Fiscalía cree que Eroski debe ser absuelta por las aportaciones y que el BBVA debe devolver el dinero

Adicae denuncia un "abuso colectivo", Eroski defiende la legalidad y la emisión, y BBVA dice que "cumplió con transparencia informativa"
La Fiscalía ha afirmado, en el juicio por la demanda colectiva de Adicae contra Eroski y BBVA por las Aportaciones Financieras Subordinadas de la cooperativa, que son "abusivas" las cláusulas de los contratos que formalizó la entidad financiera por "falta de transparencia e información".
Por ello, cree que se deben declarar nulos los contratos y condenar al banco a devolver las cantidades invertidas por los clientes, mientras que considera que Eroski debe ser absuelta porque la emisión estuvo amparada por la Ley y supervisada por la CNMV.
El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao ha acogido este miércoles la última sesión del juicio por la demanda colectiva de Adicae, que representa a 68 particulares. El juicio ha quedado visto para sentencia y el juez Marcos Bermúdez ha citado a las partes el lunes a las 11.30 horas para notificarles la sentencia.
En el trámite de conclusiones, el ministerio fiscal, tras señalar que las cláusulas de un contrato deben estar redactadas de forma "clara y comprensiva" y "sujetas al doble control de transparencia", ha considerado que las cláusulas de los contratos que formalizó el BBVA eran "abusivas" por "falta de transparencia y de información clara, precisa y concreta al consumidor", ya que "no sabe en qué consistía el objeto principal del contrato que realiza con el banco".
En este sentido, tras basarse en la doctrina dictada por el pleno del Tribunal Supremo en una sentencia de mayo de 2013 sobre cláusulas suelo que alude a la necesidad de transparencia, ha indicado que, al ser las cláusulas de los contratos del BBVA "abusivas" se deben declarar nulas y, al afectar "al objeto principal del contrato", también se deben declarar nulos los contratos.
Por ello, cree que se debe condenar al banco a devolver las cantidades invertidas por los clientes, a eliminar de los contratos esas cláusulas y a abstenerse de utilizarlas en lo sucesivo en "la forma y el modo en que las utiliza". Sin embargo, cree que el BBVA debe ser absuelto en relación a la publicidad engañosa porque no se ha concretado en el juicio su existencia.
PIDE ABSOLUCIÓN EROSKI
La fiscal ha señalado que Eroski debería ser absuelta en relación a la posible nulidad de la emisión, ya que las Aportaciones estaban amparadas por la ley y autorizadas por la CNMV.
Asimismo, cree que no se ha acreditado que existiera por parte de Eroski publicidad engañosa que "indujera al error" al cliente. En concreto, ha indicado que el tríptico distribuido "no falta a la verdad" ni contiene "publicidad engañosa".
Asimismo, también ha aludido a un anuncio de TV --citado en el juicio por Adicae, pero no incluido en su demanda-- y que, a juicio de la fiscal, aunque no contiene una información "completa", no cree que sea "per se falsa o engañosa".
Por su parte, Adicae había solicitado la nulidad de los contratos, al considerar que existían cláusulas abusivas y que se produjo publicidad "engañosa e ilícita y vicio en el consentimiento".
Adicae ha indicado, por ejemplo, que era "imposible fijar la duración del contrato" y cree que, por eso, la cláusula debe ser considerada nula y por extensión el contrato.
En relación a la publicidad que se ofreció sobre la emisión, la asociación, que ha denunciado que la mayoría de los clientes no recibieron el tríptico informativo, ha señalado que Eroski intentó "tapar o disfrazar" el carácter perpetuo de la emisión y no se advertía de los "riesgos" del producto.
A juicio de la asociación, con las pruebas testificales se ha evidenciado que hubo un "abuso general" a la vista de la "falta de información" a los clientes.
Adicae ha asegurado en que la mayoría de los particulares se enteraron por la prensa del tipo de producto que habían adquirido y ha recordado que los testigos del juicio declararon que les habían asegurado que no había "riesgo" y que en "24 ó 48 horas podrían tener su dinero".
Asimismo, Adicae ha señalado que los gestores del banco "no cumplieron con el deber de información" al que obliga la ley con lo que "propiciparon" que los particulares adquirieran un producto "complejo" y se produjo un "abuso de forma colectiva" que "afectó a 30.000 personas".
Por su parte, la defensa del BBVA ha mantenido las excepciones procesales que mantuvo en la audiencia previa, entre ellas, la relativa a la "indebida" acumulación de acciones. Ha defendido que el juez debería pronunciarse únicamente en torno a la demanda de los tres particulares que comparecieron en el juicio y no sobre todos lo casos porque no existe un "nexo" y las circunstancias son distintas.
"BBVA, NO ABUSIVAS"
Asimismo, ha defendido que las cláusulas del contrato no son abusivas porque "no generan desequilibrio" entre las partes y no se ha incurrido en ningún tipo de infracción. Ha negado que los clientes a los que se vendió el producto fueran todos mayores de 80 años y ha señalado que tenían, además, "experiencia financiera previa".
Por lo tanto, ha asegurado que "conocían" el producto y se les facilitó la documentación sobre el mismo. En este sentido, ha defendido que el "BBVA cumplió con la transparencia informativa" y que los contratos y los folletos de Eroski eran "claros".
La letrada del BBVA ha indicado que, si el cliente no "presta atención" a la información o a la publicidad, donde se recogían las condiciones del producto, "solo a él le será imputable el error".
En este sentido, ha insistido en que nunca se vendió el producto como un depósito fijo o se dijo a los clientes que tenían la garantía del BBVA o que era un producto seguro.
La letrada ha indicado que el BBVA era un "mero intermediario" y "no puede devolver algo que no ha percibido". Tras insistir en que "no ha mediado error" a la hora de suscribir las aportaciones, ha señalado que, si perdieron valor las inversiones de los particulares fue por "cuestiones ajenas" al banco, por lo que no se les puede "trasladar la responsabilidad".
Por su parte, la defensa de Eroski ha asegurado que sus aportaciones tienen una "cobertura legal" ya que se han ajustado "escrupulosamente" a lo establecido por la Ley de Cooperativas de Euskadi y contaron con una "intensa supervisión" por parte de la CNMV.
El letrado ha indicado que todas las características del producto se ajustaban a la legislación y se ha preguntado "dónde está el abuso si estoy haciendo lo que dice la ley". En concreto, ha apuntado que la única vía legal para que las aportaciones pasaran a ser capital social era que tuvieron carácter perpetuo.
La defensa ha indicado que Eroski "no puede responder de cómo está el mercado", pero, en todo caso, ha asegurado que "no está cerrado". Asimismo, ha insistido en que se ha pagado "hasta el último duro" de los intereses y se seguirá pagando.
Eroski, que ha defendido la inexistencia de cláusulas abusivas, ha afirmado que la cooperativa intervino en la emisión pero no en la comercialización del producto, por lo que no se le puede hacer "responsable".
"Todo lo que tiene que ver con la abusividad del contrato no tiene que ver con Eroski", ha indicado el abogado que, en todo caso, tampoco cree probada una comercialización "deficiente" o vicio en el consentimiento. A su juicio, no se puede demostrar que había condiciones generales de contratación en la emisión.
Por otra parte, ha asegurado que no hay "ningún dato" que induzca a pensar que hubo publicidad engañosa, ya que se hablaba de las características de perpetuidad o de amortización anticipada entre otras.
En este sentido, ha manifestado que se ofreció una información "veraz, clara y contundente" de lo que eran las aportaciones. A su juicio, no cabe indemnización en base a la acción de publicidad "engañosa" porque no se ha pedido y porque, a su juicio, esa acción está prescrita.