Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Gamesa ve el acuerdo con Siemens como una "fusión entre iguales" y cree que generará negocio adicional

Asegura que la operación "busca y consigue el mayor beneficio" para los accionistas, empleados, clientes y proveedores
El presidente de Gamesa, Ignacio Martín, ha afirmado que el acuerdo con Siemens supone una "fusión entre iguales" y, tras destacar el compromiso por "mantener la vinculación" con España y en particular con Euskadi y Navarra, ha asegurado que la empresa vive un "momento histórico" y afronta un proyecto "apasionante", que supone una oportunidad para generar negocio adicional.
Martín ha trasladado este mensaje en la Junta de Accionistas que ha celebrado la empresa vasca este miércoles en su sede en Zamudio, después de que la semana pasada se anunciara la fusión de los negocios eólicos de Gamesa y Siemens, que dará lugar a la creación de uno de los líderes mundiales del sector eólico con ingresos de 9.300 millones de euros y una cartera de pedidos de 20.000 millones.
El presidente de la compañía vasca ha indicado que Gamesa "no necesitaba ninguna operación" porque tenía su "hoja de ruta" y el "viento a favor", pero la empresa vio una "oportunidad de consolidación importante". Tras augurar un "futuro prometedor" para Gamesa, ha indicado que esta operación les permitirá "contar con una mayor escala y una mejor posición de liderazgo competitivo", que en el entorno actual de la industria eólica -"cada vez más madura"- se convierten "en evidentes ventajas".
En su intervención, ha remarcado que la operación es una "fusión entre iguales", entre dos compañías, con "negocios altamente complementarios", tanto en presencia geográfica como en cartera de productos y tecnologías.
En este sentido, ha apuntado que este acuerdo permitirá crear una de las principales compañías del sector a nivel global tanto en el negocio onshore como en el offshore, con un "alcance global" en los principales mercados eólicos, presencia industrial en todos los continentes y un accionariado de referencia compuesto por Siemens (que tendrá un 59%) e Iberdrola (con un 8%), compañía esta última de la que ha destacado su compromiso y apuesta por Gamesa.
VINCULACIONES
Asimismo, ha subrayado el compromiso de Gamesa por mantener su vinculación con España, y, "particularmente", con el País Vasco y Navarra, así como con el resto de comunidades en las que están presentes.
En este sentido, ha destacado que la compañía resultante de la fusión mantendrá su sede social en Zamudio y, tras precisar que se constituirá una única empresa (single company), ha detallado que tendrá oficinas corporativas para el negocio onshore en España y para el offshore en Alemania y Dinamarca.
La empresa seguirá cotizando en la bolsa española y contará con un equipo de 20.000 profesionales, que, según ha apuntado, estarán liderada por él, que será el nuevo consejero delegado de la nueva sociedad. "Me toca la tarea de lanzar la compañía", ha añadido.
Asimismo, ha manifestado que la operación "busca y consigue el mayor beneficio" para todos los que integran Gamesa, entre los que ha citado a accionistas, empleados, clientes y proveedores, tras reconocer que es consciente de que todo cambio genera "inquietud". En relación a los accionistas, ha recordado que recibirán un dividendo extraordinario de 3,75 euros por acción.
Por su parte, los clientes y proveedores, según ha destacado, seguirán trabajando con una compañía "aún más fuerte", con "un alcance más global", así como con una cartera "más extensa de producto y tecnológica". En concreto, cree que supondrá una "auténtica oportunidad" para generar "negocio adicional".
OPERACIÓN CERRADA
Martín ha precisado que la operación estará cerrada durante el primer trimestre de 2017 y se someterá a aprobación en una próxima Junta Extraordinaria que se convocará "en el corto plazo" y que también tendrá que aprobar el citado dividendo extraordinario.
Según ha subrayado, el éxito va a consistir en tener una "estrategia única de negocio y de gestión". "Ése es el secreto de una fusión", ha añadido.
A su juicio, Gamesa se encuentra ante "una nueva etapa", llena "de retos y oportunidades", pero seguirá fiel a su premisa de crear el "máximo valor" para los grupos de interés, con un crecimiento "rentable y sostenido".
Asimismo, ha trasladado a los accionistas que espera contar con su confianza para que sigan apoyando "esta nueva y apasionante etapa de Gamesa como han hecho hasta ahora" y ha indicado que la empresa está preparada para afrontar "nuevos desafíos".
Según ha subrayado, Gamesa desarrolla su actividad en un momento en el que, a pesar del contexto macro, la demanda global de energía eólica "no se ha visto afectada" y creció un 22%, hasta alcanzar 63 GW instalados en 2015. En principio, se espera un crecimiento estable en la demanda hasta 2024, año en el que se superarán los 600 GW instalados acumulados en el mundo.
NUEVO PLAN
En ese entorno, la compañía presentó el pasado año su nuevo plan hasta 2017 que pretende "consolidar la senda del crecimiento rentable, ganar volumen sin perder rentabilidad ni comprometer el balance". Según ha destacado, han superado la previsiones marcadas, lo que "les ha permitido mejorar e, incluso, adelantar un año los objetivos planteados para 2017".
Tras recordar que en 2015 han logrado un beneficio neto de 170 millones y unas ventas de 3.504 millones, ha señalado, por lo tanto, que la nueva "meta de ventas para 2016 consiste en superar los 3.800 MWe, frente al objetivo de alcanzar los 3.500-3.800 MWe establecido inicialmente para 2017". Además, ha indicado que también han marcado "una nueva guía para 2016, estableciendo un margen EBIT igual o superior al 9%, frente a la inicial del 8% para 2017 y una previsión de más de 400 millones de EBIT en términos absolutos".
Ha añadido que esta buena evolución está también refrendada por los resultados del primer trimestre de 2016, que también "apuntan hacia la consecución de esas nuevas metas", alcanzando unas cifras record en ventas y en volumen de actividad, que se situaron en 1.064 millones de euros y una entrada de pedidos superior a los 1.000 MW, registrando márgenes operativos históricos y una mejora anual del ROCE, hasta el 19%.
Martín, que ha destacado que cuentan con una cartera de contratos por valor de 5.400 millones, también ha subrayado algunos de los "hitos" de 2015, como la entrada en nuevos países, con una presencia global hasta 55 países y alcanzando 27.100 aerogeneradores instalados en todo el mundo y una potencia acumulada de 35.200 megavatios.
También ha subrayado la contribución a las ventas de las nuevas generaciones de producto y ha indicado que una de las prioridades será mejorar la competitividad de la cartera de productos y servicios para potenciar el carácter global de la empresa.
CRECIMIENTO Y RENTABILIDAD
Por otra parte, ha indicado que en Gamesa el crecimiento tiene que "ir de la mano de la rentabilidad y de un balance sólido y, en este sentido, ha asegurado que son capaces de crecer, "sin menoscabo de la rentabilidad, situando nuestro punto de equilibrio en niveles que nos permiten dar beneficios también en escenarios de contracción de la demanda", que, a su juicio, no se pueden descartar. Para ello, según ha apuntado, mantiene una estructura contenida de gastos fijos y ha destacado que cuentan con una posición de caja neta de 301 millones de euros.
Tras citar los mercados en los que está presente, respecto a España ha dicho que aporta alrededor de un 10% a sus cuentas por los ingresos del área de servicios de operación y mantenimiento. "Aunque no hemos instalado nuevos megavatios en 2015, nuestra apuesta por España es patente, como demuestra su papel clave como principal centro de fabricación y suministro para el resto del mundo", ha afirmado.
La Junta general de accionistas ha aprobado el reparto de un dividendo de 0,1524 euros brutos por acción el próximo 4 de julio.