Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Gamesa y Siemens cierran la fusión de sus negocios eólicos para crear un líder mundial del sector

La compañía resultante generará sinergias en el resultado operativo de 230 millones anuales
Siemens y Gamesa han alcanzado un acuerdo vinculante para fusionar el negocio de energía eólica de la compañía tecnológica alemana, incluida la unidad de servicios de operación y mantenimiento eólicos, con Gamesa, lo que dará origen a un líder eólico mundial con ingresos de 9.300 millones de euros y una cartera de pedidos de 20.000 millones, señalaron ambas empresas en un comunicado.
Siemens recibirá acciones de nueva emisión de la compañía resultante representativas del 59% del capital social, mientras que los accionistas actuales de Gamesa tendrán el 41% restante.
Como parte del acuerdo, Siemens abonará además un pago en efectivo de 3,75 euros por acción (1.050 millones de euros en total), que será distribuido por Gamesa a sus accionistas -excluyendo a Siemens- una vez concluida la fusión, deduciendo los dividendos ordinarios abonados hasta el cierre de la operación. En concreto, este pago se hará efectivo a los doce días laborables siguientes a la entrada en vigor de la fusión.
Este pago en efectivo representa un 26% del precio de cierre de la acción de Gamesa del día 28 de enero de 2016, en el que transcendieron las negociaciones para la integración.
De esta fusión nacerá un grupo eólico con 69 gigavatios (GW) instalados en todo el mundo, una cartera de pedidos valorada en 20.000 millones de euros, ingresos de 9.300 millones de euros y un resultado operativo (EBIT) ajustado de 839 millones de euros, según datos proforma de los últimos doce meses hasta marzo de 2016.
Gamesa y Siemens prevén que se generen sinergias estimadas en 230 millones de euros anuales en términos de EBIT cuatro años después del cierre.
DOMICILIO SOCIAL EN ESPAÑA
Siemens consolidará en sus cuentas la sociedad resultante, que tendrá su domicilio social y oficinas centrales en España y seguirá cotizada en España. El centro de operaciones del negocio 'onshore' estará en España, mientras que el del negocio 'offshore' (eólica marina) estará en Hamburgo (Alemania) y Vejle (Dinamarca).
Esta operación cuenta con el apoyo unánime del consejo de administración de Gamesa y del consejo supervisor de Siemens. La junta general de accionistas de Gamesa, que se celebrará en el tercer trimestre de este año, deberá refrendar la operación. No obstante, Iberdrola, actual principal accionista de Gamesa con casi un 20%, ha alcanzado un acuerdo de accionistas con Siemens y tendrá alrededor de un 8% de la compañía resultante una vez finalizada la transacción.
El consejo de administración de la empresa resultante de la fusión estará compuesto por 13 miembros, de los que cinco serán nombrados por Siemens (incluido el presidente), dos por Iberdrola, cuatro serán independientes y dos ejecutivos (el consejero delegado y el secretario del consejo).
LA CNMV DEBERÁ EXIMIR A SIEMENS DE LANZAR OPA
La operación está sujeta a la aprobación de los accionistas de Gamesay a otras condiciones suspensivas habituales, como la autorización de los organismos de competencia y la confirmación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que Siemens no tendrá que formular una OPA obligatoria tras el cierre de la fusión.
Gamesa ha encomendado la supervisión del proceso de integración a un comité de fusión creado 'ad hoc' y formado exclusivamente por consejeros independientes. El cierre de la operación está previsto para el primer trimestre de 2017.
Las dos empresas han abordado este proceso al considerar que los negocios de Siemens y Gamesa son altamente complementarios, tanto en presencia geográfica como en cartera de productos y en tecnología. La compañía resultante de la fusión tendrá un alcance global en los principales mercados eólicos y presencia industrial en todos los continentes.
El negocio de energía eólica de Siemens cuenta con una destacada posición en Norteamérica y el Norte de Europa, mientras que Gamesa es pujante en mercados emergentes de rápido crecimiento como India y Latinoamérica, así como en el Sur de Europa.
"Adicionalmente, la cartera de producto cubriría todos los segmentos, dando respuesta a las necesidades de los clientes en todo tipo de emplazamientos y mercados", indica el comunicado.
SOLUCIÓN PARA LA 'JOINT VENTURE' CON AREVA
Con el fin de desatascar la operación, Gamesa y la francesa Areva han alcanzado acuerdos vinculantes por los que esta compañía elimina las restricciones que existían en el contrato de creación de Adwen, 'joint venture' entre Areva y Gamesa para el negocio 'offshore'.
Como parte de estos acuerdos, Gamesa otorga a Areva una opción de venta sobre su participación del 50% en Adwen y una opción de compra sobre la participación del 50% de Gamesa. Ambas opciones expiran en tres meses. Alternativamente, durante ese mismo plazo, Areva puede buscar un tercero para desinvertir el 100% de Adwen.
Ignacio Martín, presidente ejecutivo de Gamesa, ha destacado que la fusión con los activos eólicos de Siemens es "un reconocimiento al trabajo realizado por la compañía en los últimos años y una confirmación de nuestra apuesta por la creación de valor a largo plazo, mediante la generación de sinergias significativas y la expansión del horizonte del crecimiento rentable".
"Hoy iniciamos una nueva etapa, creando junto a Siemens un líder eólico mundial, en la que continuaremos trabajando como hasta ahora pero en un grupo más fuerte y con una mayor capacidad de respuesta para nuestros clientes", ha añadido.
De su lado, Joe Kaeser, presidente y CEO de Siemens AG ha resaltado que la combinación del negocio eólico de la compañía alemana con Gamesa "tiene como base una lógica industrial clara y convincente en una industria creciente y atractiva en la que el tamaño es clave para la competitividad de la energía eólica".
"Esta combinación de negocios nos permitirá ofrecer mayores oportunidades y valor a los clientes y accionistas de la nueva compañía. El negocio combinado encaja a la perfección en nuestra Visión 2020 y subraya nuestro compromiso con un suministro energético eficiente, seguro y sostenible", ha subrayado.
HACIA UN COSTE DE ENERGÍA RENOVABLE MÁS COMPETITIVO
Por último, Lisa Davis, miembro del consejo de dirección de Siemens ha resaltado que Gamesa, a la que ha calificado como "uno de los actores líderes en el negocio de la energía eólica, especialmente en mercados emergentes", es el socio perfecto para Siemens.
"Esta operación pondrá a Siemens y Gamesa en una posición inmejorable para ofrecer un coste de energía renovable más competitivo", ha concluido.