Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) González (BBVA) dice que tras la cumbre del euro queda pendiente abordar la calidad de activos bancarios

Pide ante Rajoy un Gobierno "valiente y con sentido de urgencia" porque se necesita un sistema financiero "sano" para dar créditos
El presidente de BBVA, Francisco González, ha considerado que la cumbre del euro ha supuesto "un paso hacia delante", pero con "nubes, claros y sombras", al tiempo que echó en falta que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) no haya abordado la calidad de los activos del sistema financiero europeo.
"Hay que hablar de la realidad. Si hay malos activos hay que quitarlos y recapitalizar el sistema. Es una fase que habrá que abordar", aseguró durante su intervención en la clausura de la asamblea general de ATA, para después afirmar que de esta forma se podría crear un sistema "muy fuerte" para poder canalizar el crédito hacia la economía.
Y es que el presidente del segundo banco español valoró que el fondo de rescate cuente con más de un billón de euros, si bien advirtió de que aún faltan "detalles", por ejemplo, de cómo se procederá a una unificación fiscal de la UE.
González, quien reafirmó que BBVA tiene capacidad "suficiente" para elevar su 'core capital' al 9% en junio de 2012, aprovechó para asegurar que las pruebas de solvencia a la banca realizadas el pasado verano no ponían "en duda" al sistema financiero europeo.
El número uno del BBVA urgió además a concluir el proceso de saneamiento de las cajas de ahorros, porque "todo el sistema financiero debe funcionar, no que una parte lo haga y otra no", y apuntó, ante la presencia del presidente del PP, Mariano Rajoy, que el sector financiero "no puede estar en manos" de los políticos por razones de "eficacia y competitividad".
BANCOS FUERTES Y SIN POLÍTICOS.
"Es muy distinto tener una entidad débil que una fuerte, porque una débil no cumple su función y arrastra a las fuertes a no cumplir su función", explicó González, para más tarde lamentar: "Ya hemos perdido demasiado tiempo".
González se refirió también al 20N, y, ante la presencia de Rajoy, pidió un Gobierno "valiente y con sentido de urgencia" para acometer las reformas económicas pendientes, al tiempo que advirtió de que España requiere de un sistema financiero "sano y con músculo suficiente" para normalizar el flujo del crédito hacia familias y empresas.
REFORMAS "SIN COLOR POLÍTICO".
"Las reformas no tienen color político", sentenció el presidente del BBVA, pues consideró que de éstas depende generar empleo, ante el panorama "desolador" de la tasa de paro, que supera el 20% de la población activa. "España necesita un Gobierno fuerte para tomar medidas que le permitan volver a ser un gran país dentro de Europa y del mundo", remató.
En un análisis de la situación que sufren los mercados financieros, lo que definió como una "tormenta perfecta" sobre el Viejo Continente derivada de la crisis de deuda soberana, defendió la moneda única de forma tajante: "Las ventajas del euro superan con mucho sus inconvenientes", para después recordar que la moneda única ha permitido un crecimiento "prolongado" en Europa.