Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Guindos niega una desaceleración en el segundo trimestre y espera que el PIB suba cerca del 3% este año

Asegura que la influencia de la situación política sobre la economía española es aún "inexistente"
El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha asegurado este jueves, en contra de las previsiones del Banco de España, que "no se ven señales importantes de desaceleración" económica en el segundo trimestre del año, con lo que el avance del PIB entre abril y junio será "muy muy similar" al del primer trimestre.
Así lo ha indicado en rueda de prensa para valorar, entre otras cuestiones, los datos de Contabilidad Nacional Trimestral del Instituto Nacional de Estadística (INE), que arroja un crecimiento intertrimestral del PIB del 0,8% hasta marzo, después de que el Banco de España avanzara ayer que el crecimiento económico experimentará "cierta moderación" en el segundo trimestre.
En este sentido, Guindos ha indicado que "haciendo hipótesis prudentes y salvo debacle" la economía española crecerá "en el entorno del 3%" este año, por encima de la previsión del 2,7% que se incluía de forma "muy cauta" en el último programa de estabilidad. El ministro de Economía en funciones parte de que el crecimiento anualizado en el primer semestre de este año rondará el 3,3%.
También en términos de empleo, el ministro de Economía en funciones ha señalado que los objetivos de creación de puestos de trabajo son "perfectamente alcanzables, si no se superan", pese a que el contexto será de inflación negativa. Fruto de estas previsiones, Guindos ha indicado que "a más tardar a principios de 2016" se recuperarán los niveles de renta previos a la crisis.
Preguntado por las diferencias entre las previsiones del Gobierno en funciones y del Banco de España, Guindos ha señalado "no se trata de un partido de tenis o de fútbol", sino que lo importante es que "la economía está creciendo mucho".
LA SITUACIÓN POLÍTICA NO ESTÁ AFECTANDO AL PIB.
Preguntado por si la situación política está afectando a la evolución del PIB, Guindos ha, de acuerdo con los datos, "la influencia es muy pequeña o inexistente". "El primer semestre de 2016 va a ser muy parecido al segundo de 2015", ha insistido.
No obstante, ha indicado que en la desaceleración de la inversión en construcción puede estar afectando, además de "cierta volatilidad", ciertas políticas urbanísticas como la que está desarrollando el Ayuntamiento de Madrid y que ha llevado a la paralización de proyectos como la Operación Chamartín.
"No es el entorno ideal cuando hay inversiones extranjeros que están haciendo una apuesta a largo plazo", ha señalado, para apostillar que "tener una regulación estables es fundamental".