Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Montoro dice que los Presupuestos de 2015 son los más "esperanzadores" y pide un debate constructivo

Asegura que son las cuentas que necesitan todos los españoles y las que permitirán apuntalar la recuperación económica
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado que el Gobierno ha planteado para 2015 los Presupuestos "más esperanzadores", y ha pedido a los grupos políticos que ofrezcan un debate "constructivo" en el Congreso, lleno de "ideas, soluciones y alternativas".
Así lo ha señalado Montoro durante su intervención en el Pleno del Congreso de Diputados, que ha durado cerca de una hora y ha sido presenciada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y varios ministros.
Montoro ha recordado que las cuentas de 2015 son las de una nueva realidad económica tras superar una "herencia muy difícil". Ahora, tal y como ha dicho, se ha vencido al pasado de la crisis y la inestabilidad y el país se puede "asomar con confianza y seguridad" a un futuro de mayor prosperidad y de creación de empleo. "Y lo hacemos desde la coherencia de la política de la estabilidad presupuestaria y las reformas estructurales", ha indicado.
Así, ha solicitado a la Cámara el apoyo a las cuentas que necesitan los españoles que buscan empleo, los pensionistas, los trabajadores de la función pública, las familias, las personas con menor nivel de renta, los jóvenes, los estudiantes, los empresarios y todos los españoles.
"Son los Presupuestos adecuados para esta nueva etapa en la que los españoles van a poder mirar hacia delante con optimismo y confianza", ha dicho el titular de la cartera de Hacienda, tras asegurar que permitirán consolidar la recuperación, aunque aún quede mucho trabajo por delante.
Además, Montoro ha pedido a los grupos políticos un debate "constructivo y de confianza" en la Cámara Baja, que permita aportar proyectos y soluciones. "A ver si hacemos un debate de ideas, soluciones y alternativas, que es lo que realmente nos requiere la sociedad", ha dicho.
Montoro ha asegurado que las cuentas son "enormemente sociales", puesto que 54 euros de cada 100 van a gasto social. De hecho, ha concretado que el gasto social supone el 53,9% del gasto consolidado, frente al 52,7% que representó el año pasado. Del total de gasto consolidado, el 70,25% se dedica a financiar las pensiones, un 3% más.
Igualmente, Montoro ha recordado que el Presupuesto mantiene la senda de la consolidación sin contemplar recortes, que incorpora importantes novedades para los empleados de la función pública --recuperación de parte de la paga extra y tasa de reposición--, que eleva la inversión en I+D y que incluye el Plan Crece para impulsar la economía.
Además, otorgan un lugar "fundamental" a la financiación territorial y amparan la reforma fiscal que permitirá que "prácticamente todos los asalariados" vean mejoras en sus nóminas a partir de enero, dando especial importancia a las familias y a las personas más vulnerables.
Según Montoro, el Gobierno ha podido presentar estas cuentas gracias a la mejora de la situación económica, puesto que el país crecerá al menos un 1,3% este año, tal y como contempla el cuadro macroeconómico que el Gobierno revisó al alza el pasado mes de septiembre.
Además, ha celebrado el poder traer a la Cámara unas cuentas de este tipo después de haber planteado Presupuestos "difíciles y austeros" en años anteriores para superar la crisis. "Se plantearon sin atajos ni milagros, sino con mucho esfuerzo, trabajo y voluntad", ha dicho, tras considerar que el Gobierno ha actuado "con seriedad" y poniendo en marcha las "políticas adecuadas" para cada momento.
CRÍTICAS A LA HERENCIA DEL PSOE.
"Hemos tenido que aplicar medidas duras y enfrentarnos a muchos sacrificios, pero eran inevitables", ha justificado el ministro, tras asegurar que el Gobierno lo hizo "consciente" de que salir de la crisis era una tarea de todos, pero intentando proteger a los más vulnerables, que no podían cargar a sus espaldas con los errores del anterior Gobierno.
En este punto, Montoro ha vuelto a criticar la herencia que dejó el Partido Socialista, que se presentó "como adalid de las políticas sociales", pero que después demostró una "falta absoluta" de comprensión con los ciudadanos al presentar medidas electoralistas al principio de legislatura que le llevaron a congelar el sueldo de los pensionistas, a bajar el salario a los funcionarios y a dejar facturas pendientes cuando acabó su mandato.
"Cuando no se quiere reconocer que viene una crisis, se aprueban políticas equivocadas que profundizan en la recesión", ha criticado Montoro, tras asegurar que el PSOE dio lugar a una especie "de ilusión fiscal" que llevó a España a un "riesgo claro de bancarrota".
EVITAR EL RESCATE.
Cuando el PP llegó al poder, según Montoro, el nuevo presidente, Mariano Rajoy, advirtió de esta emergencia fiscal y apostó por el control del déficit y el mantenimiento del estado de bienestar. "Puso todo su empeño para evitar el rescate", ha dicho, tras asegurar que, si no hubiera tenido esa determinación, el rescate habría atado al país "de pies y manos".
En este sentido, ha asegurado que el Gobierno ha hecho la política que necesitaba el país y que, gracias a eso, las cosas son actualmente muy diferentes, ya que España lidera ahora el crecimiento económico en Europa. "La política presupuestaria ha sido uno de los pilares para ganar el territorio de la confianza", ha subrayado.
Aunque "queda mucho por hacer", ha señalado que la recuperación es "un hecho" que nadie discute, tras haber conseguido superávit en la balanza por cuenta corriente, cumplir con la reducción del déficit, obtener financiación a tipos "históricamente bajos", crecer y crear empleo.
"ESPAÑA ES UN GRAN PAÍS".
A su parecer, el país crece sobre bases sólidas que proceden de la mejora de la financiación, de la mejora de estructuras productivas básicas, de la mejora de las relaciones laborales y del regreso de la inversión externa a España. Y esta recuperación la están avalando los organismos que en el pasado fueron "cautelosos" con España, como el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Con todo, Montoro se ha mostrado convencido de que España es un "gran país" que es capaz de sorprender cuando se pone en marcha, como lo está haciendo ahora y como lo hizo en los años 90. "Es ese gran país del que nos tenemos que sentir orgullos todos", ha dicho, tras recordar que ha conseguido pasar de una dictadura a un estado de derecho "pleno", con una descentralización política y administrativa "que no ha hecho nadie".