Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) El PSOE propone que Adif y Renfe no tengan competencias de regulación, control y sanción en seguridad

El portavoz socialista de Fomento en el Congreso, Rafael Simancas, ha avanzado este miércoles que su grupo planteará como recomendación de mejora del sistema ferroviario que Adif y Renfe no tengan las competencias de regulación, control y sanción en materias de de seguridad ferroviaria, de tal manera que "no sean juez y parte" cuando ocurra algún suceso como el accidente del pasado 24 de julio en Santiago, en el que murieron 79 personas y más de un centenar resultaron heridas.
Simancas ha aprovechado el debate sobre la creación de una subcomisión parlamentaria para el análisis del sector ferroviario para adelantar una de las conclusiones que incluirá el informe que los socialistas presentarán al término de los trabajos de este nuevo órgano.
"Vamos a proponer que el sistema de regulación, inspección, control y sanción de seguridad quede fuera de los órganos de dirección de Adif y Renfe. Nosotros mantuvimos ese sistema, así que esto es una autocrítica, pero si no lo hacemos Adif y Renfe se convierten en juez y parte a la hora de analizar las condiciones de seguridad del sistema ferroviario", ha explicado el diputado madrileño.
A su juicio, "no puede ser que los departamentos de Seguridad de Adif y Renfe --directamente o a través de la Dirección General de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento-- sean los que planifiquen las infraestructuras, pongan en marcha los servicios, fijen las condiciones de seguridad, las controlen y se sancionen a sí mismos en caso de transgresión de las normas que ellos han diseñado".
NUEVA AGENCIA DE SEGURIDAD
Por eso, el PSOE pedirá al Gobierno que cumpla con las previsiones recogidas en el Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda (PITVI) y constituya una nueva Agencia de Seguridad Ferroviaria equivalente a la que ya existe para el sector aéreo, que debería encargarse de la regulación, control, inspección y sanción en el ámbito tanto de las infraestructuras como de las operaciones de transporte.
Una reclamación que cobra mayor justificación, dice Simancas, una vez se ha culminado el proceso de separación del administrador ferroviario (Adif) del operador del transporte (Renfe), y cuando ya se ha tomado la decisión de "introducir operadores privados en el transporte ferroviario".
"Tiene sentido crear una agencia independiente, que sería interesante para asegurar una control de la seguridad más autónomo y garantista", ha dicho Simancas, que reclama "independencia" y recursos suficientes para este organismo, recordando al Ejecutivo que, pese a entender sus "salvaguardas" en relación con la contención del gasto, "hay prioridades más allá del control presupuestario más estricto".