Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Popular prevé cerrar el año con un beneficio "ligeramente superior" a 300 millones

Banco Popular prevé cerrar el ejercicio 2014 con un beneficio "ligeramente superior" a 300 millones de euros y con una tasa de mora inferior a la actual, situada en el 14,28%, según ha avanzado el consejero delegado de la entidad, Francisco Gómez.
En rueda de prensa de presentación de resultados del primer trimestre, Gómez ha recordado que en 2013 la entidad no pudo cumplir con los objetivos marcados debido a que la situación económica no evolucionó conforme lo tenían previsto. Por ello, consideraron el pasado ejercicio como de "transición".
Una vez superado, el Banco Popular espera cumplir en 2014 y 2015 todo lo marcado para 2013 y cerrar el año con un beneficio ligeramente superior a los 300 millones de euros calculados en su día.
Del mismo modo que prevé que el beneficio mejore, el banco espera que la tasa de morosidad se reduzca a lo largo del ejercicio, teniendo en cuenta el recorte que ha sufrido en los tres primeros meses del año gracias a la mejora del negocio no inmobiliario.
De hecho, este trimestre ha sido el primero en el que han registrado entradas de mora negativas. "En los últimos siete años no ha habido un solo trimestre en el que las entradas netas en mora sean negativas, como ha ocurrido ahora", ha dicho.
CAMBIO DE TENDENCIA
Gómez ha explicado que estos datos apuntan a un cambio de tendencia. "Lo mejor del dato de este trimestre es que es consistente. Los datos de enero, febrero y marzo son buenos, incluso los que tenemos hasta el 29 de abril. No se trata de un tema puntual, sino de un cambio de tendencia", ha añadido.
Pese a ello, ha avanzado que el segundo trimestre del año también será "fuerte en provisiones", aunque ha dicho que si se mantienen las entradas en mora como las que se han visto hasta marzo, para el tercer y el cuarto trimestre la entidad debería experimentar una reducción "muy importante" de las provisiones.
Gómez ha confiado en que los resultados del banco mejoren el trimestre que viene, ya que ha señalado que los objetivos que se habían marcado a primeros de año se están llevando "a buen puerto". "Estamos haciendo una muy buena gestión de los márgenes. El margen de intereses del primer trimestre del año debería ser un suelo y a partir de ahora ser creciente trimestre a trimestre, pero hay que ser prudentes a la hora de analizar el futuro", ha precisado.
En cuanto al dividendo, la entidad ha subrayado que a lo largo del ejercicio cumplirá con las recomendaciones impuestas por los supervisores -el Banco de España aconsejó limitar el dividendo al 25% del beneficio--, pero ha destacado que la previsión que mantiene el banco es alcanzar el 50% del 'payout' para seguir con su política tradicional de retribución al accionista.