Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Sacyr elevó un 68,4% su beneficio en el primer trimestre, hasta los 43 millones de euros

Sacyr obtuvo un beneficio neto atribuible de 42,6 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 68% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En términos comparables, las ganancias de la compañía se triplicaron, dado que el beneficio neto del primer trimestre de 2015, de 25 millones de euros, incluía, como resultado de las actividades interrumpidas, 11,9 millones de euros correspondientes a la aportación de Testa, vendida a la socimi Merlín.
La cifra de negocios del primer trimestre alcanzó un importe de 680 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 3,5% respecto a la de marzo de 2015.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 81 millones, un 7% más que el año anterior, mientras que el margen Ebitda sobre cifra de negocios se situó en el 11,9%, frente al 11,4% del primer trimestre de 2015.
La compañía explica que el crecimiento de la cifra de negocios y del Ebitda es consecuencia de la favorable evolución de las actividades de Concesiones, Servicios e Industrial, cuyo buen comportamiento compensó la desaceleración de la actividad de construcción.
La cartera de ingresos futuros se ha incrementado un 14% desde marzo de 2015, hasta los 26.315 millones de euros, y se apoya, principalmente, en las actividades más recurrentes de la compañía. Sacyr Concesiones supone el 49% del total y Valoriza el 23%, junto a la cartera de obra, que supera los 4.800 millones.
El 53% de la cartera total procede de la actividad internacional, frente al 46% de hace un año, a pesar de que no incluye importantes contratos como el proyecto de ampliación del Canal de Panamá, la concesión Pedemontana-Veneta de Italia ni la autopista Mar 1 de Colombia.
Dentro de la actividad de Construcción este porcentaje asciende al 84%, debido a la intensa actividad licitadora que se está realizando fuera de España. En Concesiones supone el 58% de su cartera, en Servicios el 32% y en Industrial el 16%.
A 31 de marzo, la deuda financiera neta del grupo se situaba en 4.223 millones de euros, de los que 2.051 millones están ligados a las actividades de la compañía (en un 90% es financiación a muy largo plazo) y 1.629 millones corresponden al crédito por la participación del 8,48% en Repsol, cuyo coste financiero se cubre con el dividendo. Además, se han amortizado 27 millones de euros de ese crédito.
CAEN LOS INGRESOS DE CONSTRUCCIÓN
Los ingresos del área de Construcción se situaron en 337 millones de euros, un 8% menos, debido principalmente a la desaceleración de la actividad de Somague, aunque está previsto que a lo largo del ejercicio se vea incrementada por la mayor aportación de los contratos de Colombia, Italia, Reino Unido y México. El Ebitda ha sufrido también una ligera contracción, hasta los 13 millones de euros, por la ralentización de algunos proyectos de Somague.
La cartera de obra se sitúa en los 4.826 millones de euros, impulsada por la contratación internacional, que representa un 84% de la cartera total. En el primer trimestre del ejercicio, la constructora se ha adjudicado un contrato en Angola por 118 millones de euros, la construcción de una escuela en las Islas Azores (Portugal) por 5 millones de euros y una nave industrial en Rivas Vaciamadrid (Madrid) por 16 millones de euros.
En cuanto a Sacyr Concesiones, la cifra de ingresos total alcanzó en el primer trimestre del ejercicio los 132 millones de euros (+3% en términos comparables), de los cuales 70,6 millones corresponden a los ingresos concesionales, que crecieron un 11% por la mejora de los tráficos de las concesiones españolas (+7%), la entrada en explotación de Rutas del Desierto (Chile) y la aportación de ingresos de las concesiones Rutas del Algarrobo, y Valles del Desierto (Chile).
El resto de la facturación corresponde a los ingresos de construcción, que caen un 12% por el estado de avance de la construcción de sus concesiones en Chile y Perú en el trimestre.
El Ebitda generado asciende a 46,9 millones, un 7% más que hace un año. La cartera de la actividad se sitúa en los 12.818 millones, con un 58% de ingresos futuros provenientes del exterior, frente al 43% de hace un año.
IMPULSO DE SACYR INDUSTRIAL
De su lado, la cifra de negocios de Sacyr Industrial creció un 63%, hasta los 86,3 millones de euros, y el Ebitda fue de 6,9 millones de euros (+57%) lo que supone un margen de negocio del 8%. La cartera también registró una evolución positiva hasta los 2.488 millones de euros.
La facturación en proyectos de Oil & Gas se ha multiplicado por 3, hasta 53,3 millones de euros, en infraestructuras eléctricas ha ascendido a 6,3 millones de euros (+80%), en medioambiente y minería a 2,4 millones y en generación a 23,7 millones, un 36% menos, debido a la disminución del precio del 'pool' eléctrico por las condiciones climatológicas que han favorecido a otras energías renovables.
En el primer trimestre del año, Sacyr Industrial se ha adjudicado su primer contrato en Ecuador, consistente en la ampliación de la cementera de Chimborazo en Riobamba por 150 millones de euros.
Por último, Valoriza facturó 187,6 millones de euros (+7%), gracias, fundamentalmente, al crecimiento del 5% experimentado por medioambiente, hasta los 77,6 millones, y del 13% por multiservicios, hasta los 80,7 millones.
El Ebitda se situó en 14,3 millones de euros y el margen de ebitda es del 7,6%. La ligera contracción de la actividad de agua, que facturó 28,7 millones, se debe a la finalización de la desaladora de Israel. La compañía prevé que esta actividad crezca en los próximos trimestres por la facturación de la desaladora recién adjudicada en Sohar (Omán) por 1.200 millones de dólares. La cartera de ingresos futuros de Valoriza supera los 6.183 millones de euros y un 32% se encuentra en el exterior.