Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) El Santander propone subir un 5% el dividendo con cargo a 2016 y crea un consejo de expertos digitales

Reafirma los objetivos para 2018 y defiende que Brasil ofrece una "oportunidad clara" a largo plazo pese a su crisis económica y política
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha anunciado a los accionistas que el consejo propondrá una subida del 5% del dividendo total con cargo a los resultados de 2016 y del 10% de la retribución en efectivo, al tiempo que ha avanzado la creación de un consejo asesor internacional con expertos en la transformación digital.
En su discurso inicial en la junta general del banco, Botín ha explicado que el dividendo total ascendería a 21 céntimos de euros por acción, de los que 16,5 céntimos se abonarían en efectivo y 4,5 céntimos se podrían elegir entre acciones o 'cash'. Esta propuesta de remuneración al accionista sobre los resultados de 2016 implica, según ha apuntado, una rentabilidad por dividendo de alrededor el 5% a los precios actuales y manteniendo durante un año las acciones.
La presidenta del Santander ha defendido esta política de retribución al accionista "a pesar de la dificultad del entorno" y ha reafirmado los objetivos presentados en septiembre durante el Investor Day que la entidad celebró en Londres. En concreto, el banco espera que el beneficio por acción crezca a doble dígito en 2018, cuando además confía en alcanzar un ratio de capital con plena implantación de Basilea III de más del 11%.
También ha recordado que el banco pagará con cargo al pasado ejercicio 2.875 millones en dividendos. "El año pasado la entidad ha pagado más dividendo en efectivo que en acciones", ha afirmado Botín, quien ha subrayado que el dividendo en efectivo por acción del Santander ha aumentado un 79% este año y el dividendo en efectivo total casi duplicó el de 2014.
La presidenta del Santander ha recordado la reducción del número de divisiones del grupo y ha anunciado que la entidad proseguirá con la reducción los gastos de la alta dirección. Al respecto, se ha marcado el objetivo de que el coste de la alta dirección se reduzca un 30% este año respecto a 2014, lo que supondría 30 millones menos.
UN CONSEJO PRESIDIDO POR LARRY SUMMERS
Botín ha concretado además que el consejo asesor internacional estará presidido por el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos Larry Summers. La presidenta del Santander ha puesto en valor que los miembros de este consejo comparten que han liderado la transformación digital de sus organizaciones o han ocupado posiciones de máximo nivel en su ámbito profesional.
El consejo asesor internacional estará formado por el presidente y otros siete miembros: Sheila Bair (rectora de la Washington College), Frank D'Souza (consejero delegado de Cognizant y miembro del consejo de General Electric), George Kurtz (cofundador de CrowdStrike), Charles Phillips (exdirector general y miembro del consejo de Oracle), Mike Rhodin (director general en IBM Watson), Marjorie Scardino (miembro del consejo de Twitter) y Jim Whitehurst (director general y consejero delegado de Red Hat).
"El auténtico poder de la tecnología para transformar la vida de las personas surge cuando la adoptan y distribuyen empresas como la nuestra. La manera en que la entidad internacionalice y se adapte a las nuevas tecnologías en los próximos años determinará el éxito", ha reivindicado.
El banco disolvió en noviembre de 2014 un consejo asesor internacional con un perfil distinto al creado ahora y que estaba formado por 12 miembros, entre los cuales se encontraba el exvicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. El padre de la actual presidenta del Santander, Emilio Botín, 'fichó' a Rato para colaborar con la entidad en el "diseño, desarrollo y, en su caso, puesta en marcha de la estrategia de negocio a nivel global".
Por otro lado, pese a la crisis económica y política que sufre Brasil, Ana Botín ha vuelto a defender que el país carioca ofrece una "oportunidad clara" a largo plazo ante las perspectivas de crecimiento de una delas principales economías emergentes del mundo. "El Santander está bien posicionado cuando Brasil recupere la senda alcista", ha garantizado.