Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Toxo y Méndez creen que hará falta más flexibilidad en el déficit de la que plantea el PSOE

Los secretarios generales de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, creen que España necesitará más flexibilidad en la senda de reducción del déficit de la que el PSOE plantea negociar con Bruselas si consigue formar Gobierno, aunque reconocen que valorarán si el líder socialista, Pedro Sánchez, arranca de Bruselas al menos el margen de llegar al 1% en 2019.
Los líderes sindicales se han reunido este miércoles en el Congreso con Sánchez, que les ha presentado sus propuestas de negociación para conseguir la investidura. Un programa que los sindicatos consideran "una buena base de partida" aunque recuerdan que lo realmente importante será el acuerdo final de reformas que se alcance.
No obstante, tanto Toxo como Méndez han reconocido que han pedido a Sánchez ser "más ambicioso" en algunos compromisos, entre los que han destacado la senda de consolidación fiscal que, a su juicio, deberá ser "aún más flexible" de lo planteado en el programa electoral del PSOE, que se compromete a negociar con Bruselas una senda que no llegue al 1% hasta 2019.
"Hay que acomodar crecimiento y déficit. Y probablemente las necesidades de lucha contra el paro, de reparación de los servicios públicos y de lucha contra la exclusión y la pobreza podría exigir flexibilizar aún más esa senda. Pero será valorable si consigue (el objetivo del programa)", ha indicado Méndez, que recuerda que las previsiones del Gobierno son "irreales" como reconoce la propia Comisión al exigir más recortes presupuestarios.
En la misma línea, Fernández Toxo ha reclamado un "Gobierno fuerte" que sea "capaz de negociar" en Bruselas unas nuevas condiciones para las cuentas públicas y la consolidación fiscal porque "España necesita más flexibilidad y más tiempo de los que apunta el PSOE" si realmente se pretende consolidar la recuperación a la par que se afrontan "tareas urgentes" como el rescate social o la lucha contra la pobreza y la desigualdad.
REFORMA FISCAL Y SALARIO MÍNIMO
Los sindicatos también han trasladado a Sánchez su petición de que se marque objetivos más exigentes en cuanto a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). En este sentido, comparten el objetivo de equipararlo al 60% del salario medio, como recomienda la Carta Social Europea, pero creen que el ritmo planteado por el PSOE "se queda corto".
Igualmente, UGT y CC.OO. subrayan la necesidad de incrementar los ingresos públicos con una reforma fiscal que revierta las "rebajas irresponsables" aprobadas por el PP la pasada legislatura y que modifique la composición del IRPF para que no se cargue tanto sobre los trabajadores.
La derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012 para "recuperar" derechos laborales y la "recomposición" del marco de relaciones laborales, acabando con los "despidos libres", primando los convenios sectoriales sobre los acuerdos de empresa o recuperando la ultraactividad son otras de las exigencias sindicales en las que quieren que el PSOE llegue más lejos.
PENSIONES
Sin embargo, sí ven "elementos muy necesarios para hacer efectivo el cambio" de políticas económicas y sociales en las propuestas socialistas, entre las que han mencionado la lucha contra la precariedad laboral y su propuesta de ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres.
En cuanto a las pensiones, Toxo cree "capital" que el nuevo Gobierno aborde "en el corto plazo" una discusión sobre el futuro del sistema en relación tanto con los ingresos que necesita como la revisión de las bonificaciones a la contratación que se cargan sobre sus cuentas y que, junto con la crisis, están colocando a la Seguridad Social en una situación "tremendamente delicada".