Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Villar Mir se convertirá en el principal accionista de Colonial con el 30% tras inyectar 300 millones

El Grupo Villar Mir se convertirá en el principal accionista de Colonial, con el 30% del capital, tras inyectar 300 millones de euros en el marco de una ampliación de capital de hasta un máximo de 1.000 millones de euros que realizará la inmobiliaria para reestructurar su deuda.
En concreto, el consejo de administración de Inmobiliaria Colonial propondrá a la junta general de extraordinaria de accionistas, que se celebrará el próximo 21 de enero, dicha ampliación de capital, a la que además del grupo controlado y presidido por Juan Miguel Villar Mir, acudirán también el Grupo Santo Domingo y Amura Capital, que invertirán 100 millones de euros cada uno de ellos.
Estos tres inversores han asegurado que cada uno de ellos actúa de manera independiente y no es parte ni tiene intención de suscribir ningún acuerdo entre ellos ni con ningún accionista o tecero, en relación con la adquisición de acciones de la compañía o el ejercicio de sus derechos de voto.
Además de la aprobación del aumento de capital dinerario de hasta 1.000 millones de euros, el consejo propondrá un aumento de capital adicional mediante conversión de créditos de hasta 500 millones de euros que no se ejecutará en caso de suscripción completa de la ampliación de capital dineraria.
Colonial ha asegurado que el consejo de administración y el equipo directivo han realizado durante los últimos meses sus mejores esfuerzos para llegar a un acuerdo con los bancos acreedores y con potenciales inversores con la finalidad de restructurar la deuda de la firma y recapitalizarla. La deuda financiera neta de la compañía se eleva a 2.100 millones de euros.
En concreto, el máximo órgano de dirección de la compañía presidida por Juan José Brugera comenzó al inicio del pasado año 2013 conversaciones con sus acreedores financieros con el fin de acordar la reestructuración de un préstamo sindicado por un importe aproximado de 1.800 millones de euros, cuyo vencimiento se sitúa a finales de diciembre de 2014.
Dicho proceso ha quedado enmarcado, a su vez, en un plan de recapitalización de la compañía que permita afrontar el pago de la deuda y asegurar la viabilidad a futuro de la misma así como proteger el interés social.
En este contexto, la firma ha analizado y valorado, a lo largo de estos últimos meses, opciones estratégicas con la finalidad de reducir el importe de la deuda, como la venta de activos, incluyendo la desinversión total o parcial de la participación de Colonial en Sociètè Foncière Lyonnaise (SFL), o la posibilidad de realizar aumentos de capital.
Estas opciones han significado la apertura y mantenimiento de conversaciones y la recepción de ofertas de diferentes inversores.
VENTA PARCIAL EN SU FILIAL SFL, ENTRE LAS CONDICIONES.
En este sentido, Colonial ha recibido ofertas vinculantes independientes de inversores para invertir capital en la compañía, que suman 500 millones de euros y están sujetas al cumplimiento de determinadas condiciones, entre las que se encuentran que el precio de emisión del aumento de capital sea como máximo de 0,5 euros por acción, la desconsolidación de Asentia, que no se venda más de un 20% de la participación en Sociètè Foncière Lyonnaise (SFL) y que se refinancie el préstamo sindicado.
En cuanto a la participación en SFL, Colonial considera probable que se obtengan ofertas vinculantes para que se produzca una venta parcial de dicha participación, que no suponga la pérdida de control, en términos y condiciones compatibles con las ofertas de los inversores.
La firma ha explicado que el aumento de capital dinerario que se propone a la junta general se ejecutará por el consejo de administración, únicamente si se alcanzan los acuerdos y se obtienen los compromisos necesarios que permitan garantizar la reestructuración de la deuda financiera para la protección y consecución del interés social, de tal forma que se asegure la viabilidad futura. La operación está asesorada por GBS Finanzas y Morgan Stanley.
El presidente de Colonial, Juan Jose Brugera, ha subrayado que la compañía "ha trabajado mucho para llegar hasta aquí". "Colonial se enfrenta al riesgo derivado de su estructura financiera, que es relevante, pero goza de una gran oportunidad por el reconocimiento que obtenemos del mercado, y debemos aprovecharla", ha destacado.