Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) La facturación de la industria ahonda su caída al 6,7% en junio y suma cuatro meses de bajadas

La cifra de negocios de la industria bajó un 6,7% en junio en comparación con el mismo mes de 2011, mientras que las entradas de pedidos del sector retrocedieron un 1,7% en tasa interanual, según lo datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Con el dato de junio, la facturación de la industria encadena cuatro meses de descensos, mientras que los pedidos del sector registran ya cinco meses consecutivos a la baja.
La industria acentuó la caída de su cifra de negocios en junio, ya que en mayo experimentó una reducción del 2,8%. No ocurrió lo mismo con las entradas de pedidos, que amortiguaron su descenso desde el 3,8% de mayo al 1,7% de junio.
Corregido el efecto calendario, la cifra de negocios de la industria se contrajo un 5,4% en junio en tasa interanual, frente a la reducción del 3,9% registrada en mayo. Los pedidos, por su parte, bajaron un 0,5%, en contraste con el -4,8% de mayo.
En los seis primeros meses del año, la facturación de la industria acumula un descenso medio del 3,1%, mientras que las entradas de pedidos registran una caída del 2,3% en el mismo periodo.
LOS BIENES INTERMEDIOS Y DE EQUIPO LASTRAN LA FACTURACIÓN.
El retroceso de la facturación industrial en junio se debió, sobre todo, a los bienes de equipo y a los bienes intermedios. Los primeros registraron una caída interanual del 15,5%, lastrados, principalmente, por la fabricación de vehículos de motor y la construcción naval. Los bienes intermedios, por su lado, experimentaron una corrección interanual del 7,7%, especialmente por el retroceso de la metalurgia.
La energía fue el único sector con repercusión positiva en el índice, al elevar su facturación un 6,8% en junio por la subida de las coquerías y refino de petróleo.
BAJAN LOS PEDIDOS.
Por su parte, la entrada de pedidos de la industria bajó un 1,7% durante el sexto mes del año, en contraste con el descenso del 3,8% de mayo. Eliminando el efecto calendario, las entradas de pedidos cayeron un 0,5% en junio, frente al retroceso del 4,8% del mes de mayo.
Por sectores, la energía fue también el único sector con repercusión positiva en el índice, al haber registrado un aumento de los pedidos del 6,8%. En el resto de sectores, las entradas de pedidos experimentaron cifras negativas, salvo en los bienes de equipo, donde se incrementaron un 0,1%.
Así, en junio cayeron un 4,7% los pedidos recibidos por la industria de bienes intermedios, especialmente por el retroceso en la metalurgia, mientras que los de los bienes de consumo duradero bajaron un 13%, sobre todo por la fabricación de muebles. Los bienes de consumo no duradero, por su parte, recortaron sus pedidos un 0,8%.