Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.)El Consejo de Ministros aprobará este viernes la Ley Financiera, que permitirá regular el 'crowfunding'

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado que este viernes llevará al Consejo de Ministros una nueva Ley Financiera, que contempla una regulación del llamado 'crowfunding' o micromecenazgo, y que también afectará a la financiación de las pequeñas y medianas empresas.
En un almuerzo organizado por el Foro Joly en Sevilla, De Guindos ha explicado que esta nueva norma afecta a diversos ámbitos de actividad, de forma que se regulará el 'crowfunding', encaminado hacia una "desbancarización" de la economía española, en una reforma con la que "nos adelantamos a países de nuestro entorno, tendremos la regulación más avanzada".
De esta forma, se establecerá una plataforma de Internet para ofrecer "financiación directa de los inversores a proyectos" y mediante la que "se pondrá en contacto a inversores particulares e institucionales con diferentes proyectos de inversión".
Asimismo, la nueva Ley Financiera contempla el hecho de que los bancos deberán "dar un preaviso" a las pymes cuando quieran reducirles la financiación "siempre que éstas estén al día en el servicio de la deuda".
Sobre la regulación del 'crowfunding', el ministro, quien resaltó que "se compaginará la seguridad con la libertad de financiación", ha explicado que se distinguirán dos tipos de inversores, los cualificados, con una renta de al menos 50.000 euros al año y un patrimonio de inversiones financieras de al menos 100.000 euros; y los inversores no cualificados, a los que se establecen una serie de limitaciones sobre cuanto pueden invertir, esto máximo de 10.000 euros y un mínimo de 3.000 euros.
"Hay proyectos que a veces encuentran dificultades en financiación bancaria, puesto que los bancos siempre piden garantías reales, y en este caso se tratan de buenas ideas que podrán ser financiados", ha agregado.
De Guindos considera que la economía española "está en otra situación, se han hecho cosas que han permitido salvar el 'match ball', hemos ganado algún set pero todavía queda partido, por lo que tenemos que encauzar el futuro con confianza".
SUBIDA DE SALARIOS DONDE UN ENTORNO DE COMPETITIVIDAD LO PERMITA.
En materia salarial, el ministro ha recordado que el Gobierno "no fija los salarios, sino que éstos se deben ajustar a la realidad económica del país", un ajuste que "se irá produciendo de forma natural, dependerá de como se vayan consolidando", de manera que considera que "puede haber subida de salarios donde un entorno de competitividad lo permita". Ha agregado que la reforma fiscal y la baja inflación hacen contribución a la moderación salarial.
En su conferencia, el ministro habló de la situación económica internacional, que a su juicio es "frágil y débil", aunque va por zonas, toda vez que "Estados Unidos, Reino Unido o Japón mantienen crecimiento, pero otras, como los países emergentes o Europa han ido perdiendo ritmo". De esta forma, reconoce que "existen dudas y dificultades sobre la intensidad de la recuperación económica".
De Guindos ha explicado que existe "cierto enfrentamiento entre la evolución de los mercados de capitales y la economía real" y ha recordado que en Europa se están dando tasas de crecimiento cero, de forma que "se han planteado dudas respecto a las políticas económicas", ante lo que se han anunciado planes de impulso mediante los activos monetarios, toda vez que existe "cierta desazón y dudas sobre cual debe ser la política económica correcta en la Zona Euro".
A su juicio, "el problema no es que el crecimiento haya sido cero, sino que existe un problema de competitividad y de mercado y hacen falta reformas".
Asimismo, ha recordado que el Gobierno va a presentar nuevos planes de políticas activas de empleo", que "irán dirigidas a resultados y con controles". Considera que la reforma laboral "ha funcionado francamente bien y está detrás de los buenos datos de empleo de forma evidente".
"A este Gobierno le quedan 14-15 meses de actuaciones y ningún Gobierno en España ha llevado a cabo una agenda reformista como el que ha hecho éste en cantidad de mercados y sectores y ha puesto un orden y concierto en la economía española que no teníamos hace tres años", ha resaltado el ministro.
Además, ha señalado la reducción del gasto público "muy notable", además del "importantísimo esfuerzo de consolidación fiscal". "Nadie nos financiaba y tenemos una trayectoria que no tiene nada que ver con lo que se hizo hace tres años", ha aseverado.
En materia de inflación, el ministro espera tener a finales de año tasas positivas y considera que la inflación negativa vivida en meses anteriores "tiene que ver con las reformas económicas que se han hecho", tras lo que prevé que a finales de año tendrán datos positivos y el año próximo espera que alcance el 0,5 por ciento.
De Guindos, quien resalta que los bancos españoles "ya están en condiciones de dar crédito", ha indicado que el Plan de inversiones anunciado por la CE, unos 300.000 millones de euros, "no va a ser un conjunto de 'planes E' ni meros enunciados, sino que existen posibilidades importantes que España y Andalucía deben considerarlo".