Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp)El Ibex se despeña un 3,12% y se anota su segunda mayor caída del año tras la decepción de Draghi

El Ibex 35 se ha despeñado un 3,12% al cierre de sesión tras el discurso del presidente del BCE, Mario Draghi, en el que no ha concretado el tamaño de las compras de activos, lo que ha decepcionado a los mercados. El selectivo se ha anotado así su mayor recorte del año.
Todos los valores del Ibex han cerrado en 'rojo'. Abengoa se ha precipitado un 8,76%, Gamesa un 6,11% y Popular un 5,89%. BBVA ha cedido un 3,61% y Santander un 3,92%, mientras que Telefónica ha perdido un 2,62 y Repsol un 2,73%. También han despuntado las caídas protagonizadas por Sacyr (-5,60%), Acciona (-4,59%) e Indra (-4,59%).
El Ibex retrocede hasta los 10.418 puntos, en niveles de agosto, después de anotarse la mayor caída desde el pasado 24 de enero, cuando se desplomó un 3,64%.
El selectivo madrileño se ha erigido como la segunda plaza que más ha sufrido la decepción de Draghi, pues las pérdidas en Milán han alcanzado el 3,5%. París ha caído un 2,5%, Londres un 1,4% y Francfort un 1,1%. La prima de riesgo española repuntaba ligeramente hasta los 121 puntos básicos.
En el mercado de divisas, el euro mantenía posiciones respecto al dólar y la moneda única se intercambiaba al cierre de sesión por 1,2642 unidades.
Los analistas han coincidido en que las palabras de Draghi han decepcionado a los inversores, ya que el presidente del BCE no ha confirmado la envergadura de las compras de activos, que tendrán lugar al menos durante los próximos dos años.
"En contra de lo que parecía más probable, Draghi ha decepcionado y las Bolsas han perdido una gran oportunidad", ha afirmado el estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón.
SE ESPERABA QUE DRAGHI SACARA UN "CONEJO DE LA CHISTERA"
El analista de XTB Jaime Diez ha recordado a Europa Press que el presidente del BCE ha recalcado ideas que ya conocía el mercado, lo que ha provocado "una fuerte oleada de ventas, como si el inversor esperara algún conejo blanco de la chistera del BCE".
También ha señalado que es posible que esta repetición del discurso haya supuesto "una excusa perfecta para continuar con la oleada de ventas de los últimos días". "Las fuertes caídas en el índice se enfocaban en los bancos, aunque el resto de acciones también sufría las ventas generalizadas", ha apuntado.
Desde su punto de vista, la situación de los índices ha quedado "más comprometida si cabe y con los mínimos de verano como soporte definitivo antes de pasar a hablar a un cambio de tendencia en la renta variable".
"El presidente del BCE no ha cuantificado el importe del programa de compras de ABS y se ha limitado a lanzar un mensaje de unanimidad en la postura de tomar más medidas no convencionales si fuese necesario, careciendo este mensaje de novedad alguna", ha razonado Pingarrón.
NO SE CIERRA NINGUNA PUERTA.
Por ello, la reacción de las bolsas --especialmente las periféricas--, de los bancos, del euro y de la rentabilidad de la deuda "ha sido unánime, desatando una oleada de venta de activos". Sin embargo, el experto apunta que la decepción de hoy "no cierra ninguna puerta". "La historia reciente del BCE contiene varios ejemplos de gran volatilidad en la percepción de sus futuros movimientos", ha añadido.
Además, ha afirmado que aunque los mercados se hayan sentido decepcionados con Draghi, las posibilidades de que aumente sensiblemente la liquidez en el sistema fruto de las políticas monetarias "son exactamente las mismas que había 10 días atrás, cuando las bolsas tocaban máximos anuales el 19 de septiembre".