Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.)Sánchez (PSOE) acusa al Gobierno de "consolidar" la desigualdad y el "engaño masivo" a los españoles

Montoro le afea que siga "la estela" de sus predecesores y espera poder contar con el PSOE en lo que queda de legislatura
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado al Gobierno de presentar un proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 que "consagra el engaño como forma de hacer política y la desigualdad como proyecto político", y le ha reprochado que con estas cuentas "no se construye futuro" sino que se constata que el Ejecutivo está instalado en una "resignación que no sacará a España de la crisis".
"Ustedes se han resignado, porque se escudan en unas pocas buenas cifras macroeconómicas a las que es ajeno el 90% de la población. Sus números nada tienen que ver con los españoles", ha acusado el líder socialista durante su primera intervención en un debate de Presupuestos en el Pleno del Congreso, durante el que sus compañeros de filas le han arropado con constantes aplausos.
Dirigiéndose tanto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, como al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy --que también seguía el debate desde su escaño--, Sánchez ha reprochado al Gobierno que anuncie una consolidación de la recuperación económica cuando "lo único que se consolida es un proyecto político basado en la desigualdad, el engaño masivo y el fraude electoral".
"Basta de mentiras y engaños", ha exigido, recordando que la legislatura acabará con 800.000 empleos menos, 400.000 jóvenes emigrados y 260.000 millones más de deuda pública, y que el Gobierno 'popular' ha tomado decisiones (como subir el IVA) que se comprometió a no llevar a cabo en campaña electoral. "Con sus políticas lo que echa raíces es el paro, la pobreza laboral y la exclusión social. Sus Presupuestos consolidan la desigualdad", ha insistido.
"GOBIERNAN PARA EL 10% DE LA POBLACIÓN"
En este sentido, Sánchez ha reiterado en diversas ocasiones que este Presupuesto constituye "una sorpresa positiva para el 10% de la población" para el que gobierna el PP, mientras el 90% restante sufre los "recortes y los sacrificios". Y todo por culpa, por una parte, de la reforma laboral, que ha sido "una auténtica trituradora de empleo" y ha convertido el ser mileurista en "una aspiración imposible"; y, por otra, de una política fiscal "regresiva" que "transfiere rentas de los que menos tienen a los que más tienen".
"Lo que usted hace tiene muy poco que ver con la economía y mucho que ver con la ideología. Llaman recuperación a consolidar la desigualdad, y más desigualdad no va a sacar a España de la crisis", ha reiterado el líder del PSOE, preguntando al ministro si son o no ciertos los datos del cuadro macroeconómico, que apuntan a que la legislatura acabará con más paro o más deuda de los existentes en 2011.
Y todo, ha continuado, porque el Ejecutivo 'popular' "no tiene ningún objetivo de política económica" más allá de controlar el déficit, y no propone en sus Presupuestos "ni una sola política que impulse la ciencia y la innovación, la cultura, la reindustrialización de España, la modernización de las infraestructuras o la digitalización de la economía".
"Hablan tanto de la herencia que se han olvidado de hablar del futuro. No tienen ni una sola medida de futuro. Éstos no son los Presupuestos que necesita España. Quizás son los que necesita Rajoy en un año electoral, pero nada prepara a nuestra economía para el futuro, y los sacrificios que ustedes piden a la gente son dolorosos pero, sobre todo, inútiles. Son sufrimiento a cambio de nada", ha reprochado.
Por eso, ha emplazado al Gobierno a que aproveche las fortalezas del país y cambie lo que no funciona para "responder al presente mirando al futuro con confianza, ambición, ganas y sensibilidad y justicia social", y ha planteado una serie de propuestas para conseguir esa "transición económica y social" que acompañe a la necesaria transición democrática.
TRANSICIÓN ECONÓMICA
Una transición económica que debe pasar por "nuevas políticas, reformas institucionales, un cambio de la cultura empresarial y unas relaciones laborales más adecuadas al siglo XXI", de modo que se consiga un nuevo modelo productivo "más competitivo" y que se base "decididamente" en el capital humano, la industrial cultural, la industria verde y la innovación.
En el marco de esta "agenda de la transición", el líder del PSOE ha comenzado presentando cuatro de sus propuestas: un "rescate" ciudadano a través de medidas para permitir la reestructuración de la deuda hipotecaria a familias, pymes y autónomos; y un "gran pacto de pobreza infantil" que se "inspire" en el Pacto de Toledo y "reformule el sistema de protección" social como ya se hizo con los mayores.
Y, además, plantea un Plan Nacional de Referencia de Formación Profesional para impulsar la reindustrialización del país; y un aumento de las dotaciones de políticas activas de empleo para la "generación olvidada" de los parados de larga duración y los mayores de 45 años, a la par que medidas para acabar con la brecha salarial y "poner coto al aumento escandaloso" de las retribuciones de los altos directivos.
Por otra parte, Sánchez ha aprovechado el debate para reclamar una vez más que se derogue la reforma laboral, y también para pedir una rebaja hasta el 5% del IVA cultural, y ha exigido asimismo un "volantazo" en la política europea que abandone los "grandes dogmas conservadores", de modo que las instituciones comunitarias impulsen la inversión pública necesaria para reactivar la demanda interna.
"¿Cómo es posible que sea tan diferente su realidad de la que sufren los españoles? Ustedes llegaron al poder mintiendo y aspiran a permanecer en él mintiendo. Pero estoy convencido de que la mayoría de los españoles están contando las horas y los días para mandarles a todos ustedes al paro en noviembre de 2015", ha añadido el diputado.
"HA TRAÍDO UNA ESPUERTA DE DEMAGOGIA"
En su réplica, el ministro Montoro ha afeado a Sánchez que haya llenado su primer debate "de altura" como líder del PSOE con "una espuerta de demagogia". "Repite prejuicios, que algo queda", ha ironizado, retando al socialista a negar al incipiente recuperación que, aunque es "el inicio de un camino del que queda muchísimo por recorrer", está ahí gracias a los ciudadanos.
Además, ha recordado que éste es el quinto líder de la oposición con el que debate como ministro de Hacienda --entre la legislatura actual y las del Gobierno de José María Aznar-- y ha reconocido que Sánchez le recuerda "demasiado" a sus antecesores, que siempre dejaron "paro y déficit público" que deben solucionar los siguientes gobiernos 'populares'.
"Ése es el resumen de la Historia de la Democracia, no me refiero sólo a la última herencia sino también a la anterior", ha añadido, reprochando que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "tiró la toalla y adelantó las elecciones" para "no hacer lo que había que hacer" en materia fiscal, de energía o lucha contra el endeudamiento privado.
Algo que los ciudadanos valoraron votando al PP, porque "para hacer demagogia todos valen pero tomar decisiones serias y responsables de Gobierno ya es otra cosa". "Y su responsabilidad debería ser superar la Historia, pero su planteamiento de política económica me ha recordado que es usted un fiel seguido de una estela de líderes del PSOE que, espero, podamos cambiar entre todos porque España se merece otra cosa", ha recomendado a Sánchez.
Tras negar las acusaciones del PSOE sobre el favoritismo hacia las clases altas y las grandes empresas, que según Montoro son las más perjudicadas por la reforma fiscal, el ministro ha recordado que el Gobierno ya trabaja con los agentes sociales en un subsidio para parados con cargas familiares, y ha deseado que en lo que resta de legislatura el principal partido de la oposición cambie su actitud y "acompañe las medidas y las reformas" del Gobierno, en lugar de lo que ha hecho hasta ahora.