Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Abanca gana 229 millones de euros en el primer semestre de 2017, un 23,1% más

Escotet destaca que después de tres años se superaron "las dificultades" y ahora el banco tiene "una de las mejores rentabilidades"
Abanca ha obtenido 229,1 millones de euros de beneficio neto en el primer semestre de este año, lo que representa un 23,1% más que en el mismo periodo de 2016, debido a los "fuertes" incrementos de los ingresos recurrentes, la entrada de nuevos clientes y la aceleración en la venta de productos de valor añadido.
Además, en este periodo, Abanca aumentó su cartera crediticia en un 6%, reforzando su orientación a pymes y autónomos, que recibieron el 61% de la financiación concedida; captó un 6,8% de nóminas y pensiones domiciliadas más; e incrementó la nueva producción de seguros en un 21,8%.
Abanca también registró en el primer semestre de este año una rentabilidad del 11,4% y mejoró el margen básico en un 16,2%, "logrando mantener e incluso incrementar la productividad". Asimismo, obtuvo una "holgada posición de solvencia", con 1.845 millones de euros sobre el nivel de capital exigido por el Banco Central Europeo (BCE), lo que equivale a una holgura del 6,96%.
Por otro lado, mantuvo su cobertura de activos problemáticos en el 55%, "considerablemente superior a la media" del sector; redujo su tasa de morosidad hasta el 5,6%, lo que le sitúa dos puntos por debajo de la media; y rebajó su coste de riesgo en un 22,2%.
El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, que ascendió desde la vicepresidencia a dicho cargo hace un mes relevando a Javier Etcheverría, ha manifestado que la cuenta de resultados demuestra que este periodo fue "un muy buen semestre" para Abanca y se ha experimentado "una mejora significativa".
Así las cosas, el consejero delegado del banco, Francisco Botas, ha destacado que la solvencia y la calidad de los activos sitúa en "el cuadrante de mayor fortaleza" a Abanca, que ha consolidado la confianza de los clientes "como destino para el ahorro de las familias", y de hecho, un 41% de los clientes lo recomiendan activamente y el 57% lo valora con una nota superior al 9.
LOS RETOS DE LOS 3 PRIMEROS AÑOS, CUMPLIDOS
Cuando se cumplen tres años desde el nacimiento de Abanca, Escotet ha puesto en valor que se ha cumplido la planificación estratégica, que incluía "retos complejos de lograr, bastante ambiciosos", pero que "tres años más tarde, se han alcanzado". Entre estos retos, se encuentran puntos relativos a la rentabilidad, la capitalización, la morosidad, la satisfacción y el volumen crediticio.
En este marco, ha afirmado que el banco ha pasado "a tener una de las mejores rentabilidades del sector, afianzado el crecimiento del negocio recurrente, que es la base de la sostenibilidad"; a lo que ha añadido que, a pesar de crecimiento de volumen de negocio, se ha "logrado tener a raya el coste de riesgo", así como "resolver los problemas de elevada morosidad de hace tres años".
"Recibimos un banco con muchas dificultades, problemas que exigieron un esfuerzo considerable, --pero-- hemos sido capaces de superar las dificultades y estamos claramente en el cuadrante superior", ha destacado, antes de apuntar que su cobertura de activos problemáticos está "en niveles superiores a la media española" y su volumen de activos tóxicos representa menos del 1% del total.
En este contexto, ha lanzado un mensaje de "la más absoluta tranquilidad y transparencia", y ha aseverado que "hay mucho futuro y hay muchas posibilidades de seguir mejorando los resultados, pero con tranquilidad".
BANCA DIGITAL Y MÓVIL
Tras indicar que el número de clientes digitales activos se ha incrementado en un 14,4%, el presidente de Abanca ha reconocido que el futuro de la banca está fundamentalmente en la banca móvil, pero ha manifestado que la capilaridad de la red de oficinas en Galicia "diferencia" a Abanca y "es una elevada barrera de entrada" para sus competidores.
Es por ello que ha asegurado que no van "a renunciar a esa presencia", sino que mantendrán su red tanto digital como en las oficinas. "El modelo por el que apostamos es mixto. Creemos que es perfectamente compatible", ha sostenido, apuntando que no está previsto el cierre de oficinas, puesto que "Abanca no tiene ni una sola oficina en Galicia y España que no sea rentable".
Finalmente, Escotet ha refrendado la vinculación del banco y Galicia, ya que, si bien trabaja en su expansión nacional --donde ha conseguido "balances de crecimiento superiores a Galicia, que es mucho decir"--, la comunidad gallega es su "plataforma de negocio". "La esencia de lo que somos descansa en esta región y seguirá siendo parte fundamental de crecimiento para el futuro", ha dicho.