Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Acciona logra su segundo gran contrato en Australia, el tranvía de Sidney por 1.112 millones

Acciona se ha adjudicado el contrato de construcción y posterior explotación del tren ligero en Sidney por un importe de 1.600 millones de dólares australianos (unos 1.112 millones de euros), según informó el Gobierno del Estado de Nueva Gales del Sur.
Se trata del segundo gran contrato que el grupo que preside José Manuel Entrecanales consigue en Australia en menos de un mes, tras el de construcción de una autopista en Melbourne por unos 3.700 millones logrado en septiembre.
Con el proyecto, Acciona refuerza la destacada presencia con que ya cuenta en este mercado, estratégico en la política de internacionalización del grupo, y en el que está ya presente con sus otras dos áreas de negocio, las infraestructuras de agua y las energías renovables.
En esta ocasión, la compañía forma parte de un consorcio que ha resultado finalista ('preferred bidder') para construir y operar el tren ligero de 12 kilómetros de longitud que unirá el centro de negocios de Sidney con el Sureste de la ciudad.
En el grupo adjudicatario de la obra participan también Alstom y el fondo Capella Capital. Está previsto que los trabajos de construcción arranquen en 2015 para que el tren esté operativo en el horizonte de los años 2019 y 2020.
El Gobierno de Nueva Gales del Sur considera este proyecto "clave" para el futuro del transporte en la ciudad de Sidney, dado que una vez que se ponga en marcha, sustituirá a un buen número de autobuses del distrito central y desincentivará el uso del vehículo privado.
En concreto, según datos oficiales, el proyecto de tren ligero presentado por Acciona eleva en un 50% la capacidad inicialmente prevista de transportar 9.000 pasajeros a la hora por sentido.
Se espera que la infraestructura genere un beneficio de 4.000 millones de dólares australianos (unos 2.780 millones de euros) al Estado gracias a las mejoras del tráfico.
APUESTA POR AUSTRALIA.
El consorcio de Acciona consigue el contrato un mes después de lograr el que constituye el mayor contrato de infraestructuras de la historia de Australia, la construcción de una autopista que cruzará la ciudad de Melbourne, un proyecto de 3.700 millones de euros.
Australia constituye un mercado estratégico para la compañía controlada por la familia Entrecanales, en el que desembarcó en 2002 y donde actualmente cuenta con una plantilla de 500 personas.
Para los próximos cuatro años, Acciona tiene proyectos en el país tanto de energías renovables, como de infraestructuras y agua.