Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Banco de España constata una "cierta moderación" de la economía española en el segundo trimestre

Se mantiene la senda de crecimiento del consumo privado, pero se moderan el sector servicios y la construcción
El Banco de España avanza que la economía española mantuvo el "tono expansivo" en el segundo trimestre del año, aunque a un ritmo "quizá algo más moderado en comparación con meses recientes", según el Boletín Económico correspondiente al mes de mayo.
El banco emisor recuerda que la economía española creció un 0,8% intertrimestral hasta marzo, según la estimación preliminar del Instituto Nacional de Estadística (INE), que arrojó un crecimiento del 3,4% en tasa interanual, y que mañana
A partir de estos datos, el organismo encabezado por Luis María Linde indica que la información disponible al segundo trimestre "es coherente con el mantenimiento de esta tendencia en el periodo más reciente, aunque posiblemente con una cierta moderación en el ritmo de expansión de la actividad".
Más en detalle, apunta que al inicio del segundo trimestre se ha prolongado la senda de crecimiento del consumo privado, en tanto que las condiciones financieras han seguido favoreciendo el "comportamiento dinámico del gasto de los hogares".
En cuanto a los servicios de mercado, apunta que la información más reciente apunta a una "leve moderación" del comportamiento expansivo de la actividad, mientras que los últimos indicadores de la construcción muestran, asimismo, una "cierta ralentización" de la actividad en el primer cuatrimestre de 2016.
Con respecto a la inversión empresarial, los indicadores cualitativos que analiza el Banco de España registraron un comportamiento favorable en abril, con mejoras en el clima de confianza de los productores de este tipo de bienes y en las expectativas sobre la cartera de pedidos exteriores de la industria, y también fueron positivas las matriculaciones de vehículos de carga en abril, no así las importaciones de este tipo de bienes.
TONO POSITIVO DEL EMPLEO.
Sobre la evolución del mercado de trabajo, la autoridad monetaria destaca que la ocupación creció durante el primer trimestre a una tasa del 3,3% con respecto al mismo periodo del año anterior, según la Encuesta de Población Activa (EPA), y añade que en abril se mantuvo el "tono positivo" de los indicadores de empleo, con un avance interanual de los afiliados a la Seguridad Social del 2,7%.
Respecto a los indicadores que anticipan la inflación futura, el Banco de España indica que en marzo se prolongó la tendencia de desaceleración de los componentes no energéticos de los precios industriales de importación y, en menor medida, de los de producción nacional.
Por último, advierte de los niveles "muy elevados" de la posición deudora de la economía española frente al exterior, tanto en términos históricos como en comparación con otros países del entorno, lo que constituye, según el Banco de España, un "elemento de vulnerabilidad frente a perturbaciones adversas". "La corrección de dicha posición hasta niveles moderados requerirá, por tanto, el mantenimiento recurrente de saldos positivos de las balanzas por cuenta corriente", subraya.