Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Bruselas exige a Bélgica recuperar 700 millones de euros en ayudas ilegales a 35 multinacionales

La Comisión Europea ha reclamado este lunes a las autoridades belgas que recuperen cerca de 700 millones de euros en ayudas públicas ilegales concedidos a 35 multinacionales durante los últimos diez años, a través de un sistema que permitió a estas empresas establecidas en Bélgica deducirse de la base del impuesto de sociedades los denominados 'beneficios excesivos'.
Bruselas inició la investigación en febrero de 2015, momento en que Bélgica dejó de aplicar el sistema de decisiones tributarias anticipadas que afecta a estos 'beneficios excesivos', aquellos que supuestamente resultan de las ventajas que supone formar parte de un grupo multinacional.
Este tipo de deducciones fiscales supera generalmente el 50% y a veces alcanza el 90% de los beneficios afectados por la decisión anticipada, y ha permitido a las multinacionales señaladas, en su mayoría con base en la Unión Europea, pagar una cantidad de impuestos "netamente inferior" en Bélgica, según las conclusiones de la Comisión.
A juicio del Ejecutivo comunitario, el régimen que exoneró a las multinacionales de tributar en Bélgica parte de sus beneficios generados en el país constituyó una "distorsión muy grave" para la competencia en el mercado único y afectó a varios sectores.
El sistema, bautizado como 'Only in Belgium' ('Sólo en Bélgica', en inglés) se ofreció a multinacionales, pero no a sociedades independientes presentes únicamente en Bélgica.
La decisión de este miércoles afecta a "al menos 35 multinacionales", aunque se investigaron cerca de 60 sociedades cuyo nombre no ha sido revelado por el Ejecutivo comunitario por motivos de confidencialidad.
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha subrayado que "es el régimen (fiscal) en sí mismo" lo que sus servicios han considerado ilegal, y que corresponde ahora a las autoridades del país identificar a las empresas que se beneficiaron de él.
La prensa belga reveló hace un año, cuando se abrió el expediente, que entre las empresas investigadas figuraban la cervecera AB InBev y British American Tobacco.
Bruselas concluye ahora que el sistema "se desvió de la práctica ordinaria prevista" por las normas belgas que se refieren al impuesto de sociedades y al principio de plena competencia, "lo que es ilegal de acuerdo a las normas europeas en materia de ayudas de estado", explica Bruselas.
"Bélgica concedió a ciertas multinacionales ventajas fiscales sustanciales, lo que viola las reglas de la UE. Esta práctica falsea la competencia basada en los méritos y no trata a los pequeños competidores de la misma manera que a las multinacionales", ha denunciado Vestager.
La comisaria ha indicado que los países de la Unión Europea cuentan con "numerosos medios legales" para incentivar las inversiones en su territorio, por lo que ha criticado las ventajas ilegales concedidas a determinadas grandes empresas que "dañan gravemente" la competencia leal en la UE.
El expediente contra Bélgica forma parte de la campaña que lanzó el Ejecutivo comunitario para acabar con las prácticas de ingeniería fiscal a las que recurren las multinacionales para minimizar el pago de impuestos en Europa.
Vestager ha recordado que Bruselas ya ha reclamado que Luxemburgo y Países Bajos recuperen entre 20 y 30 millones de euros ayudas fiscales ilegales concedidas en el pasado a cada una de las multinacionales Fiat y Starbucks.
"Seguimos examinando sistemas fiscales anticipados en otros Estados miembros para ver si cumplen las reglas y adoptaremos las decisiones llegado el momento", ha avisado la comisaria.