Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Bruselas critica sanciones anunciadas por Rusia y no descarta tomar medidas apropiadas en respuesta

La Comisión Europea ha lamentado el anuncio de Rusia de que vetará la importación de productos agrícolas y alimentarios de los países que han impuesto sanciones contra el país, incluida la UE, unas sanciones que han considerado obedecen a motivos políticos y ha avisado de que no descarta adoptar medidas apropiadas en respuesta.
"La Unión Europea lamenta el anuncio de la Federación Rusa de medidas que restringirán importaciones de productos alimentarios y agrícolas. Este anuncio claramente obedece a motivos políticos", ha denunciado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Frédéric Vincent.
"La Comisión evaluará las medidas en cuestión en cuanto tengamos más información sobre su contenido completo y alcance", ha precisado el portavoz, que ha dejado claro que "tras una evaluación completa por parte de la Comisión de las medidas de la Federación Rusa" se reserva "el derecho de tomar acción según sea apropiado".
El primer ministro de Rusia, Dimitri Medvedev, ha anunciado que el país dejará de importar frutas, verduras, lácteos, carne y pescados de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Australia y Noruega, en respuesta a sus sanciones por la injerencia del Kremlin en Ucrania. La prohibición a la importación de estos productos estará vigente durante un año, a contar desde este jueves, tal y como estaba previsto, aunque algunos medios de comunicación rusos han apuntado que será revisable.
El portavoz comunitario está a la espera todavía de recibir "una lista más detallada, precisa" de los productos que serán objeto de sanciones por parte de Rusia y ha insistido en que todavía desconocen "qué productos y países" se verán afectados, preguntado por las estimaciones preliminares de exportaciones europeas afectadas y qué países serán los que sufrirán más pérdidas.
Las exportaciones de productos alimentarios y agrícolas de la UE a la Federación Rusa se elevaron a unos 11.200 millones de euros de media entre 2009 y 2013, que representan el 9,6% del total de exportaciones comerciales europeas, que alcanzan por su parte los casi 117.300 millones de euros, según datos del Ejecutivo comunitario.
Vincent ha recordado que hay mecanismos de compensación previstas en el marco de la Política Agrícola Común (PAC) pero ha dejado claro que antes de pensar en "la cuestión eventual de compensaciones para sectores" hay que tener "más detalles" de los productos afectados y evaluaciones de las pérdidas, algo que sólo será posible en todo caso en una fase posterior. "No estamos ahí todavía", ha apostillado. "No creo que sea el momento de entrar en esta discusión de medidas de compensación contempladas a nivel nacional o europeo", ha recalcado.
El Ejecutivo comunitario ha rechazado pronunciarse sobre la posibilidad de que Rusia vete a las aerolíneas europeas con destino a Asia utilizar su espacio aéreo. "No vamos a comentar algo que no se ha anunciado oficialmente por Rusia", ha zanjado Vincent.
El primer ministro de Rusia, Dimitri Medvedev, ha anunciado este jueves que su Gobierno ha decidido prohibir el paso por territorio ruso de vuelos comerciales de Ucrania y que sopesa hacer lo mismo con los de la Unión Europea y Estados Unidos con destino a Asia. No obstante, ha aclarado que la decisión final sobre prohibir el tránsito de vuelos de aerolíneas comunitarias y estadounidenses por el país euroasiático aún no se ha tomado.
El portavoz ha rechazado explicar que éstas medidas se limitarían a recurrir ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) o si la UE podría aumentar las sanciones económicas ya aprobadas contra Rusia, aunque ha dejado claro que las sanciones hasta ahora de la UE vinculadas a la anexión ilegal de Crimea y la desestabilización de Ucrania. "La Unión Europea sigue comprometida en rebajar la situación en Ucrania. Todos deberán sumarse a este esfuerzo", ha recalcado Vincent.
La UE ha animado a terceros países en todo caso a sumarse a las sanciones económicas en los sectores financiero, de armas y la tecnología puntera para el sector petrolero que ha aprobado contra Rusia, algo que les compete decidir en todo caso a ellos. "Animamos a cualquier país a hacer esto", ha apostillado en la misma rueda de prensa el portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Sebastian Brabant.
PREOCUPACIÓN POR LA SITUACIÓN EN LA FRONTERA
La UE ha lamentado las actividades de Rusia en la frontera con Ucrania porque "no contribuyen" a rebajar la situación pero ha evitado sumarse a las voces que advierten contra una posible incursión rusa en el este de Ucrania ante su refuerzo militar en la frontera.
"Seguimos vigilando de cerca la situación sobre el terreno en Ucrania. Hemos tomado nota con preocupación de las informaciones que continúan apuntando a una flujo significativo cualitativo y cuantitativo de armas y equipos a través de la frontera de Rusia a Ucrania, informaciones sobre ataques a través de la frontera y más ataques por grupos ilegales armados contra objetivos en el este de Ucrania", ha explicado Brabant, que ha vuelto a instar a Rusia a influir en los grupos separatista para cesar el flujo de armas y combatientes a Ucrania y lograr "resultados rápidos y tangibles" para rebajar la situación.
Aunque el portavoz ha respaldado "la obligación" del Gobierno ucraniano de "establecer el orden dentro de sus fronteras", ha reiterado que debe utilizar "la fuerza legítima" con "contención" y teniendo "especial cuidado" para preservar la vida de los civiles.