Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Caixabank sigue manteniendo contactos con Dos Santos sobre BPI aunque aún no ha llegado a un acuerdo

Caixabank sigue manteniendo contactos con Santoro-Finance Prestaçao de Serviços, vehículo inversor de la empresaria angoleña Isabel Dos Santos, para encontrar una "solución aceptable" sobre el banco portugués BPI, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo.
"Caixabank sigue manteniendo contactos con Santoro-Finance Prestaçao de Serviços con el fin de encontrar una solución que pudiera ser aceptable para todas las partes interesadas", ha afirmado la entidad catalana este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La entidad presidida por Isidro Fainé, que ostenta el 44,1% de BPI, se encuentra inmersa en la búsqueda de distintas alternativas para alcanzar una solución en BPI y adquirir la participación de Dos Santos en el banco portugués, que alcanza el 18,6%.
"Caixabank manifiesta que a fecha de hoy no ha llegado a un acuerdo con el accionista de BPI, Santoro Finance Prestaçao de Serviços", ha señalado la entidad catalana en respuesta a determinadas informaciones que apuntan a un principio de acuerdo entre ambas partes por el que Caixabank pasaría a controlar el banco portugués.
Este martes, el diario portugués Expresso publicó que la entidad financiera española y la empresaria angoleña habían llegado a un acuerdo por el que CaixaBank compraría la participación de Dos Santos en BPI y el banco portugués vendería a la empresaria su participación en la entidad angoleña BFA.
El rotativo indicaba que este acuerdo está pendiente de flecos finales, cuenta con el apoyo del primer ministro de Portugal, António Costa, y deberá superar un trámite más para hacerse efectivo: que lo aprueben las asambleas generales de accionistas de BPI y de Unitel --en la que también participa la familia Dos Santos y que es accionista de BFA con un 49,5% del capital, frente al 50,5% que tiene BPI--.
Con esta operación, CaixaBank lograría su objetivo de controlar BPI, y a la vez BPI se desvincularía del banco angoleño --por el que el Banco Central Europeo (BCE) le obliga a realizar una ampliación de capital millonaria-- sin enemistarse con el país africano.