Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Cementos Portland (FCC) pierde 45,3 millones hasta septiembre, pero duplica su Ebitda

La cementera continúa trabajando para refinanciar su deuda de 1.290 millones con el apoyo de FCC
Cementos Portland registró una pérdida neta de 45,3 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone incrementar en un 92,1% los 'números rojos' contabilizados un año antes, según informó la filial del grupo FCC.
La cifra de negocio disminuyó un 1,6% entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta 406,6 millones de euros, como consecuencia del traspaso o el cierre de las plantas no rentables, si bien la del tercer trimestre superó en un 3,5% respecto al importe trimestral de 2013.
De su lado, el resultado bruto de explotación (Ebita) creció un 95%, hasta los 82,6 millones de euros, impulsado por las medidas de eficiencia implementadas en España y Estados Unidos, la desregulación de la industria cementera en Túnez, el crecimiento sostenido en Estados Unidos y las mayores ventas de derechos de emisión realizadas en España.
En términos operativos, Cementos Portland contabilizó un aumento del 5% en las ventas de cemento acumuladas hasta septiembre respecto al pasado año.
REFINANCIACIÓN DE DEUDA.
En el capítulo de deuda, la cementera indicó que continúa trabajando en "diferentes alternativas" para refinanciar la deuda de 1.290 millones de euros que actualmente soporta. En paralelo, la compañía ha iniciado también el proceso de refinanciación de su filial estadounidense Giant.
Portland avanza en esta pretensión toda vez que el pasado 30 de septiembre amortizó 50 millones de euros, tras recibir 20 millones de su matriz FCC a través de un préstamo participativo.
La cementera asegura que sigue contando con el apoyo del grupo constructor controlado por Esther Koplowitz para reestructurar el resto de su pasivo, que no le exige nuevas amortizaciones hasta julio de 2015.
Además, Cementos Portland continúa desarrollando las medidas de ajuste y eficiencia puestas en marcha hace más de un año, entre las que figuran reducción de salarios, recortes de plantilla, simplificación de su estructura societaria, venta de las plantas no rentables de España y, por contra, un aumento de la capacidad en sus instalaciones de Túnez y Estados Unidos.