Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Empleo ve difícil una bajada de cotizaciones compensada con una subida del IVA

Recuerda que las empresas gozan ya de casi 80 tipos de bonificaciones y reducciones de cuotas diferentes
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha avisado este martes de los riesgos económicos que implicaría llevar a cabo una rebaja de cotizaciones sociales compensada con una subida de impuestos como el IVA, en línea con la devaluación interna que propone la 'Comisión Lagares' en el marco de la reforma fiscal.
Durante su participación el 'Foro Cinco Días', Burgos ha recalcado que "reducir cotizaciones sin sustituir esos recursos plantearía un enorme problema de sostenibilidad económica", a lo que ha añadido que "sólo es posible reducir cuotas si se compensa a la Seguridad Social en la misma cuantía para que pueda seguir pagando las prestaciones".
Ahora bien, ha explicado que esa compensación "no sería un debate fácil". Según ha argumentado, para lograr por ejemplo un descenso de un punto porcentual del desempleo sería necesario una rebaja de cotizaciones de entre 5 y 6 puntos porcentuales.
Cada uno de estos puntos menos de cotización supondría alrededor de 2.000 millones de euros menos de recaudación, según fuentes de Empleo, frente a un coste mensual sólo en la nómina de las pensiones de 8.000 millones de euros.
Además, para compensar esa caída de ingresos en la Seguridad Social habría que aumentar, según Burgos, entre 8 y 9 puntos porcentuales el tipo efectivo de IVA, puesto que la recaudación de esta impuesto equivale al 60% de la procedente de las cotizaciones. Hechos estos cálculos, el secretario de Estado de Seguridad Social se ha mostrado contundente: "No creo que nadie esté pensando en un IVA del 29%".
Más allá de las cifras, Burgos ha explicado también que la recaudación del IVA a lo largo del año no sigue una evolución en línea, ya que está ligada al consumo, mientras que los compromisos que tiene que hacer frente a la Seguridad Social sí lo son.
Por todo ello, ha afirmado que "todos los debates están bien", pero ha llamado a plantear éste que ha abierto la 'Comisión Lagares' sobre la devaluación interna con una visión "de conjunto", porque, "un cambio de cotizaciones supone un cambio en el modelo de protección" que "merece la pena preservar".
Es preciso "garantizar recursos suficientes y estables y predecibles" para el pago de los 45 tipos de prestaciones que el sistema abona mes a mes a 14 millones de personas, ha apostillado.
RECUERDA QUE LAS EMPRESAS DISFRUTAN DE GRANDES BONIFICACIONES.
Por otro lado, Burgos también ha puesto el acento en que las empresas pagan actualmente un tipo efectivo en las cotizaciones "claramente muy inferior" al nominal gracias a la existencia de hasta 54 tipos diferentes de bonificaciones y 22 de reducciones en cuota, que en algunos casos suponen una exención en el pago.
"Son casi 80 supuestos distintos que permiten cuotas sociales más bajas. Es una realidad a la que hay que prestar mucha atención", ha añadido.
EL FONDO SE USARÁ MIENTRAS PERSISTA EN DÉFICIT.
Por último, pese a que Burgos ha vuelto a defender que las cuentas de la Seguridad Social permiten afrontar el futuro con optimismo y que el Gobierno no descarta mejorar el objetivo de déficit del sistema del 1,1% del PIB para 2014, tampoco ha ocultado que será preciso volver a echar mano del Fondo de Reserva.
Así, aunque ha asegurado que la "enorme bola de nieve" que ha disparado la nómina mensual de las pensiones en un 40,4% durante la crisis parece estar frenándose, gracias a medidas como los límites establecidos a la jubilación parcial y anticipada, Burgos ha indicado que este gasto sigue aumentando actualmente a un ritmo del 0,8%.
En este sentido, como es preciso seguir haciendo frente al pago de más de nueve millones de pensiones cada mes, "seguirá siendo necesario (recurrir a la 'hucha de las pensiones') mientras haya déficit", aunque, ha precisado, en menor medida en tanto éste se vaya reduciendo.