Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) La Fed recorta en otros 10.000 millones sus estímulos pese al frenazo del PIB en el primer trimestre

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido rebajar en otros 10.000 millones de dólares (7.184 millones de euros) el importe mensual de sus programas de compra de deuda al apreciar un repunte de la actividad económica tras la ralentización del crecimiento en EEUU durante el invierno como consecuencia de las adversas condiciones meteorológicas.
De esta manera, el importe de los estímulos descenderá desde los 55.000 millones de dólares (39.855 millones de euros) hasta los 45.000 millones de dólares (32.608 millones de euros) mensuales. El banco central estadounidense había recortado ya en 10.000 millones de dólares (7.246 millones de euros) su programa de compra de deuda en las reuniones de marzo, enero y diciembre.
En concreto, la Fed reducirá a partir de mayo en 5.000 millones de dólares (3.623 millones de euros) tanto las compras de valores respaldados por hipotecas, hasta 20.000 millones de dólares (14.442 millones de euros), como las de bonos del Tesoro a largo plazo, hasta 25.000 millones de dólares (18.065 millones de euros). Sin embargo, seguirá reinvirtiendo los beneficios obtenidos al vencimiento de los valores adquiridos con anterioridad.
En su opinión, estas compras deberían "mantener las presiones a la baja en los tipos de interés a largo plazo, apoyar los mercados hipotecarios y ayudar a hacer las condiciones financieras más acomodaticias en general, lo que debería promover una recuperación económica más fuerte".
La decisión de la entidad presidida por Janet Yellen, adoptada por unanimidad, se ha conocido horas después de que el Departamento de Comercio informara de que el crecimiento de EEUU en el primer trimestre de 2014 se ralentizó de manera mucho mayor de lo previsto, hasta registrar un 0,1% anualizado, según el dato preliminar, muy lejos del 2,6% observado en los tres últimos meses de 2013.
Sobre esta marcada deceleración de la economía estadounidense, la Fed señala en su comunicado que la información recibida desde su anterior reunión de marzo indica que el crecimiento de la actividad "ha repuntado recientemente" después de haberse ralentizado de manera pronunciada en el invierno.
En este sentido, la institución señala que el mercado laboral muestra síntomas de mejora, aunque la tasa de paro aún sigue siendo elevada, mientras que el gasto de los hogares aumenta con mayor rapidez y la recuperación del sector inmobiliario continúa produciéndose lentamente.
En cuanto a la inflación, el banco central estadounidense subraya que se ha mantenido por debajo del objetivo a largo plazo fijado, aunque considera que las expectativas a largo plazo se mantienen estables.
"El Comité de la Fed vigilará atentamente la información recibida en los próximos meses y continuará comprando títulos del Tesoro y de agencia y empleará sus otras herramientas de forma apropiada hasta que la perspectiva para el mercado laboral haya mejorado sustancialmente en un contexto de estabilidad de precios", añade la entidad.