Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Ferrovial solicita concurso de acreedores para una de sus autopistas de Texas

La SH-130, que soporta una deuda de 1.212 millones
Ferrovial ha solicitado el concurso de acreedores para una de las autopistas que tiene en Texas (Estados Unidos), la SH-130, la vía que une San Antonio y el Norte de la ciudad de Austin, según informaron a Europa Press en fuentes del grupo.
La sociedad concesionaria a través de la que el grupo gestiona la vía se ha acogido al 'Chapter 11' estadounidense al no contar con ingresos suficientes para cumplir con las obligaciones que genera la deuda de 1.213 millones que tiene asociada la infraestructura.
A partir de la solicitud de concurso, presentada ayer miércoles, la compañía que preside Rafael del Pino asegura que "continuará las conversaciones con los acreedores de la vía con el fin de alcanzar un acuerdo".
Asimismo, Ferrovial garantizó que la autopista continuará operando con normalidad mientras dure el proceso de negociación del pasivo.
La SH-130, de 64 kilómetros de longitud y en servicio desde 2012, es una de las cinco autopistas que Ferrovial tiene en Estados Unidos. El grupo, a través de Cintra, controla el 65% de la sociedad concesionaria de la vía, que completa la firma local Zachry American Infrastructure.
La autopista registró un tráfico medio diario de 7.831 vehículos durante el pasado año, un 15,7% superior al de un año antes, y generó 27 millones de euros (+47,8%) y un resultado de explotación de 14 millones, el doble que en 2015.
Se trata de la segunda autopista del grupo Ferrovial que se acoge al concurso de acreedores, tras la Indiana Toll Road, vía que el grupo vendió el pasado año a un fondo.
En España, la compañía participa en dos de las ocho autopistas que llevan varios años en concurso, la radial R-4 de Madrid y la Ocaña-La Roda.
FUERTE NEGOCIO CONCESIONAL EN NORTEAMÉRICA.
Ferrovial tiene en Texas otras tres autopistas, dos en servicio y otra en explotación. En Estados Unidos, la compañía también tiene en construcción otra vía en Carolina del Norte.
La presencia de la compañía en Norteamérica se completa con la autopista ETR-407 de Toronto (Canadá), una de las 'joyas de la corona' del grupo, y que está considerada como una de las mayores concesiones del mundo. Además, la firma construye una extensión de esta vía.
A través de su negocio de concesión de autopistas, Ferrovial construye y explota autopistas en Australia, Colombia, Grecia, Reino Unido, Irlanda y Portugal, además de en España.
La pasada semana, con ocasión de la presentación de sus resultados de 2015, la compañía indicó que durante 2016 prevé competir por una quincena de proyectos de autopistas repartidas por todo el mundo.
De los proyectos de vías de pago a los que Ferrovial prevé presentar oferta a lo largo de 2016, tres están ubicados en Estados Unidos, dos en Canadá, otros dos en Europa, Australia y Colombia, respectivamente, y uno en Chile, Perú y Nueva Zelanda.