Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Gobierno planteará a finales de julio medidas para impulsar el tamaño de las empresas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este miércoles que el Gobierno planteará medidas para impulsar el tamaño y la escala de las empresas y que, a tal efecto, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, presentará este mes un informe con las primeras iniciativas que "servirán para que en el futuro España avance en la buena dirección".
MADRID, 5 (EUROPA PRESS
Así lo ha señalado Rajoy durante su intervención en la inauguración de una jornada sobre Crecimiento Empresarial y Competitividad organizada por la Cámara de Comercio de España y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, donde también ha apuntado que el Ejecutivo, "con posibles ayudas", intentará aumentar el tamaño de las empresas y hacerlas "más competitivas".
"El Gobierno está comprometido y, por ello, está trabajando en la elaboración de una estrategia de crecimiento empresarial", ha apuntado Rajoy, tras explicar que la idea es la de abordar las causas que limitan el tamaño de las pymes y las vías que impiden incrementar su crecimiento, ya que es "un problema muy importante" para la economía española en general.
"Debemos continuar con las reformas, ser más competitivos y prestar atención a algunos temas que pueden contribuir a estos objetivos. El tema capital, sin duda alguna, es el tamaño de las empresas, algo a lo que debemos hacer frente en las próximas fechas", ha añadido.
En esta línea, ha recordado que en España el 99,8% de las empresas que conforman el tejido empresarial son pequeñas y medianas empresas, que aportan la mayor parte del empleo que hay en España y que representan algo más del 60% del PIB. Así, Rajoy ha destacado que lo más importante de estos datos son "lo que significan" y reconocer que la limitación del tamaño empresarial "crea retos de escala".
En España, el 73% de los trabajadores españoles son empleados de pymes, mientras que un 27% trabajan en grandes corporaciones. En el caso de Alemania, país con el que Rajoy ha contrastado los datos de España, un 62% de los trabajadores lo hacen en pymes y un 38% en grandes empresas, 11 puntos más que en España.
El presidente del Ejecutivo ha reconocido que el tamaño y el crecimiento empresarial "mejoran la productividad y el crecimiento de la economía", por lo que ha insistido en que es "necesario" trabajar para incrementar el tamaño y la escala de las empresas para que "sean más competitivas".
Una de las "posibles dificultades" a las que se enfrenta el crecimiento empresarial son los umbrales regulatorios. En concreto, el Gobierno ha encontrado más de 130 regulaciones vinculadas al tamaño, que se activan cuando las empresas superan "determinados umbrales", y está analizando si estas regulaciones "dificultan los procesos de convergencia hacia el tamaño óptimo".
Para Rajoy, es "importante" el mantenimiento de un entorno institucional que favorezca al desarrollo de la actividad inversora. El clima de los negocios o las condiciones institucionales son otro vector a tener en cuenta, según el presidente del Gobierno, para aumentar la escala de las compañías españolas.
AMPLIA GAMA DE INSTRUMENTOS FINANCIEROS PARA PROYECTOS
El Gobierno cree que es "irrenunciable" perfeccionar las regulaciones y fomentar la cooperación entre distintas administraciones. Las dificultades de acceso a la financiación para acometer proyectos empresariales también suelen ser un problema, por lo que el Gobierno piensa facilitar la "disponibilidad de una amplia gama de instrumentos financieros, que vayan desde la investigación hasta las fases de desarrollo" de las empresas.
Por último, ha acabado su intervención afirmando que es "fundamental" continuar con las reformas, controlar las cuentas públicas y mantener la estabilidad política para continuar con la recuperación, aumentando la competitividad y el empleo.
BONET: EL TAMAÑO, "UN CONDICIONANTE"
Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet, ha recordado la importancia que tiene el tejido empresarial en la economía y en el bienestar de la sociedad española y ha asegurado que el tamaño de las empresas es "un condicionante" para la competitividad y la productividad de la economía.
"El tamaño influye en la capacidad para tener financiación, internacionalizarse, formar a sus empleados y para atraer y retener el talento", según Bonet, que también cree que contar con empresas de mayor magnitud "es esencial" para disponer de un tejido productivo "fuerte" y que cree empleo para el conjunto de la sociedad.
De hecho, considera que aumentar la dimensión de las empresas es la "fórmula" para defender a la economía española de los efectos de la crisis y ha insistido en que esto tiene que ser "una de las prioridades de España". "Requiere de todos y del efecto tractor de las grandes empresas hacia las pymes. Aumentar el tamaño de las pymes debe ser un trabajo conjunto de la sociedad", según Bonet.