Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno subirá el salario mínimo un 8%, hasta los 707 euros mensuales

El Gobierno aprueba hoy en Consejo de Ministros una subida del 8% del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2017, hasta los 707,6 euros mensuales en 14 pagas. Esta subida es una de las mayores alzas en los últimos años del salario mínimo, que en la actualidad se sitúa en los 655,2 euros mensuales.

El Ministerio de Empleo se ha reunido con representantes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme para abordar esta subida.
De acuerdo con los sindicatos, el Gobierno ha tomado esta decisión tras la demanda de una subida del SMI de los interlocutores sociales y de la propuesta del PSOE, cuyo portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, ha exigido al Ejecutivo una subida del SMI de, al menos, un 8% para apoyar el objetivo de déficit y de deuda para 2017.
Los interlocutores sociales consideran que "la movilización comienza a dar resultado" y que esta es "la Legislatura de la recuperación de derechos". Según han explicado, se espera acordar "en el marco del diálogo social" la evolución del SMI durante la Legislatura.
"AVANCE INSUFICIENTE"
Tanto UGT como CCOO han calificado de "avance, pero insuficiente" la subida del SMI propuesta por el Gobierno, ya que consideran que aún está "alejada" de la demanda de los sindicatos de que el SMI se sitúe en los 800 euros en 2017 y llegue al 60% del salario medio en 2020 (950 euros).
Según han explicado, esta alza en el salario mínimo "no satisface la demanda sindical, aunque supere con creces los habituales incrementos del SMI que los distintos Gobiernos han puesto en marcha en los últimos años".
Además, en el Consejo de Ministros quedará fijado el techo de gasto, la base de los presupuestos del Estado para el año que viene, con un objetivo de déficit del 3,1% del PIB. El Gobierno dará luz verde a medidas de lucha contra el fraude fiscal que incluirán una rebaja del límite para poder pagar en efectivo desde los 2.500 a los 1.000 euros.
También subirá los impuestos especiales del alcohol y tabaco e incluirá un nuevo gravamen para las bebidas azucaradas.