Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Un exdirectivo de Goldman Sachs, salpicado por el escándalo de información privilegiada de Galleon

Rajat Gupta, exdirector de Goldman Sachs, podría ser acusado formalmente de utilizar información privilegiada para la gestión de Galleon, un fondo de inversión de alto riesgo, según han informado al diario estadounidense 'The New York Times' fuentes cercanas a la investigación.
Al parecer, Gupta podría comparecer este mismo miércoles ante el FBI para aclarar su participación en Galleon. Las autoridades sospechan que reveló secretos empresariales al gestor del fondo de inversión, Raj Rajaratnam, quien ha sido condenado a once años de prisión por este caso.
Gupta habría avanzado a Rajaratnam que el multimillonario Warren E. Buffett iba a invertir 5.000 millones de dólares (3.591 millones de euros) en Goldman Sachs, así como otra información relacionada con el precio de las acciones de la compañía, en el marco de la grave crisis financiera.
En el juicio contra Rajaratnam, la acusación presentó como pruebas varias conversaciones grabadas. En una de ellas, Gupta le dice que Goldman Sachs estaba considerando la compra de Wachovia o American International Group. En otras, el gestor del fondo dice a sus empleados que alguien del banco de inversión le ha dicho que "algo bueno va a pasar".
Después de estas conversaciones, Galleon adquirió justo antes del cierre de los mercados más de 175.000 acciones de Goldman Sachs que, una vez cerrado el acuerdo avanzado por Gupta, reportaron al fondo de inversión un beneficio de 900.000 dólares (646.000 euros).
Poco antes de que se celebrara el juicio contra Rajaratnam, el pasado mes de marzo, la Comisión de Valores e Intercambio (SEC, por sus siglas en inglés) puso en marcha un proceso administrativo contra Gupta, que finalmente no prosperó porque éste alegó su derecho a tener un juicio federal, como su colega.
Entonces, el SEC se reservó el derecho a emprender otro tipo de acciones legales contra Gupta, de modo que podría plantear un proceso civil paralelo al penal, aunque este extremo todavía se desconoce ya que el organismo ha rehusado comentar el artículo del 'NYT'.
En la misma línea, Gary Naftalis, abogado de Gupta, ha preferido no comentar esta información, aunque a través de un comunicado ha reiterado que su cliente no ha cometido delito alguno en el ejercicio de su profesión, por lo que estas acusaciones "carecen totalmente de fundamento".
"Gupta siempre ha actuado con honestidad e integridad. No comerció con valores, no dio consejos al señor Rajaratnam para que lo hiciera y no compartió ninguna ganancia como parte de un acuerdo 'quid pro quo'", reza la nota.
Por su parte, Ellen Davis, portavoz del fiscal de Manhattan Preet Bharara, ha preferido guardar silencio sobre la posibilidad de que Gupta comparezca finalmente ante la justicia con cargos penales.