Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Guindos dice que no ha habido tarjetas opacas en otras entidades nacionalizadas aparte de Caja Madrid

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha defendido este martes en el Congreso la actuación "sin cortapisas" realizada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ante el escándalo de las tarjetas opacas que usaban los consejeros de Caja Madrid y de Bankia, y ha asegurado que esta situación no se ha dado en ninguna otra entidad financiera nacionalizada.
Durante su comparecencia a petición propia ante la Comisión de Economía del Congreso, el ministro ha defendido que las "prácticas irregulares deben desaparecer de todas los ámbitos de la sociedad", aunque no ha sido hasta su réplica a las críticas de los portavoces de la oposición sobre el escándalo de las tarjetas 'b' que el ministro ha entrado en esta materia.
"Yo tengo mi opinión sobre las 'tarjetas black', y seguramente no es muy diferente a la de ustedes", ha comenzado indicando el ministro, asegurando a renglón seguido que, según la información que le ha transmitido el FROB, "ésta era una práctica que únicamente se daba" en Caja Madrid y no en las otras entidades rescatadas.
Además, ha asegurado que "todas las operaciones, incluso las operatorias, que se considere que han tenido un impacto negativo para el contribuyente por una mala práctica o que tengan connotaciones de haber contravenido la normativa se van a mandar, todas todas, al fiscal". "No tengan la más mínima", ha remachado.
NO ES UN FENÓMENO ESTRUCTURAL.
A renglón seguido, De Guindos ha recordado que la corrupción "no es un fenómeno estructural" en España y ha reiterado su compromiso de que, en cualquier caso, todas las operaciones irregulares acaben en manos de la Justicia, como se ha hecho hasta ahora y como ocurrirá tras la próxima Junta Rectora del FROB, que remitirá otra tanda de operaciones dudosas al Ministerio Fiscal.
"El FROB ha llevado (el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid) al fiscal en una semana, no ha habido la más mínima cortapisa sino al revés: Se ha dado orden de que se mandara (la información) al fiscal con todo el informe preparado y de que se recupere el dinero", ha insistido el titular de Economía, defendiendo de esta manera que el sistema de denuncia establecido en el Fondo "está funcionando".
De hecho, ha recordado que ha sido precisamente la Bankia ya nacionalizada la que ha puesto fin al uso de las tarjetas opacas y también ha puesto en valor que en este momento "si hay una entidad sin ningún tipo de interferencia política ni indicación desde el punto de vista del negocio son las nacionalizadas".
"Es curioso, porque ahora que el FROB es el dueño es cuando no hay ningún tipo de indicación política y cuando se han profesionalizado los órganos de gestión. Cuando se les indica que hagan lo que tengan que hacer de acuerdo con su buen saber y entender. Eso es lo que está ocurriendo, y marca un antes y un después", ha apostillado.
HABLEMOS DE CORRUPCIÓN.
Por su parte, los diferentes portavoces de la oposición han afeado al ministro que no se haya referido al problema de la corrupción en su primera intervención. "Me ha sorprendido que no haya hablado de un tema que preocupa a la gente y que no se puede pretender que no esté vinculado a la economía o que el Ministerio de Economía no tenga nada que decir", ha reconocido el portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón.
Además, ha recordado a De Guindos que aunque la corrupción en España no esté "generalizada sí es estructural" y "explica el actual panorama político", salpicado de casos heredados de los últimos años de expansión económica. Por eso, ha instado al ministro a aprovechar que el FROB cuenta con "toda la información sobre las cajas nacionalizadas" para impulsar una verdadera depuración de responsabilidades "no sólo en el fracaso de dichas entidades, sino en posibles casos de corrupción". "Queremos conocerlo, pero lo antes posible, no en cinco años ni diez", ha insistido.
Su homólogo de UPyD, Álvaro Anchuelo, también cree que la corrupción es "un fenómeno que afecta a numerosos lugares de la geografía española y a personas con cargos en distintas instituciones", por lo que dista de tratarse de un fenómeno "individual". "Hay un problema de corrupción y de falta de calidad institucional, y eso afecta a la economía. Y parece sorprendente que hable de la crisis financiera sin hablar de esto, que es el origen de nuestra crisis", ha reprochado a De Guindos.
Por eso, el diputado magenta ha exigido al Ejecutivo que actúe para depurar responsabilidades por el "saqueo" de las cajas de ahorros, que ocurrió en el pasado pero que "se ha cerrado en falso y sigue teniendo consecuencias hoy", como demuestra el propio caso de las tarjetas opacas.
PERJUDICA A LA CONFIANZA.
Josep Sánchez Llibre, responsable de Economía de CiU, también cree que este "goteo continuo, cada semana o cada mes" de casos de "operaciones que no se han materializado dentro de la legalidad" perjudica a la confianza tanto nacional como internacional en el sistema financiero y la economía española en su conjunto.
Por eso, ha pedido al ministro que haga uso de los instrumentos a su disposición para que este tipo de operaciones "nocivas" salgan "rápidamente y con la máxima transparencia" a la luz "todas juntas".
Finalmente, Pedro Azpiazu, del PNV, también ha hecho hincapié en que casos de corrupción como las tarjetas 'b' o los créditos a consejeros de las cajas en condiciones privilegiadas provocan "un problema de credibilidad y confianza" que, a la larga, afecta a toda la economía y, por ende, también al crecimiento y la salida de la crisis.
"NO QUERAMOS SER LOS JUSTICIEROS DEL REINO".
Por su parte, el portavoz de Economía del PP, Vicente Martínez-Pujalte, ha defendido que en esta legislatura "no se ha hecho nada irregular" sino que, antes al contrario, se han "puesto ventanas para dar transparencia" a lo que había ocurrido en los años anteriores, con medidas como limitar las retribuciones de los directivos de las entidades nacionalizadas o dar criterios de gobernanza.
"Es el FROB el que ha llevado los temas a la Fiscalía. A veces algunos dicen que hay que aplicar la Justicia desde el poder legislativo o desde el Ejecutivo, pero no es verdad. Ni el legislativo ni el Ejecutivo tenemos que aplicar ningún tipo de Justicia. La justicia se tiene que aplicar desde el sistema judicial. Lo que hay que hacer es llevar los temas y dejar que los jueces actúen, y es lo que han hecho el Ministerio y el Gobierno. No queramos ser los justicieros del Reino", ha zanjado.