Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Hollande emplaza al Consejo del 19 de octubre para que Europa decida el futuro del euro

La decisión de pedir o no ayuda corresponde a España, asegura el presidente francés, que apuesta por que el BCE compre deuda
El presidente de Francia, Francois Hollande, ha señalado la importancia clave del Consejo Europeo que se celebrará el próximo 19 de octubre, donde espera que los líderes europeos "tomen decisiones duraderas" que servirán para reforzar la "irreversibilidad" del proyecto del euro y marcar un nuevo rumbo para Europa.
"Antes de finales de año hay una cita muy importante que es el Consejo del 19 de octubre (...) Allí tomaremos decisiones duraderas que se han aplazado demasiado demasiado y eso ha generado dudas", aseguró Hollande tras mantener en Madrid un almuerzo de trabajo con el presidente español, Mariano Rajoy, en la que supone su primera vista a España como presidente de la República francesa.
"Tenemos que tomar decisiones", reiteró el inquilino del Elíseo al referirse a la cumbre del 19 de octubre. "Los mercados tienen que convencerse de la irreversibilidad de este proyecto que va más allá de la moneda única", dijo al reclamar la aplicación de los acuerdos pactados a finales de junio.
En este sentido, Hollande defendió en el caso de Grecia el compromiso de los ciudadanos del país heleno con el proceso de ajustes. "Van a demostrar su credibilidad", aventuró el presidente francés, quien apuntó que, si el informe de la troika reflejara estos avances, "en el momento del Consejo habrá que permitir que sigan con la aplicación del programa".
De este modo, Hollande resumió sus planteamientos en la necesidad de lograr seriedad presupuestaria, aumentar la competitividad para el crecimiento y el empleo, así como transmitir "con claridad" la toma de decisiones en los próximos meses para contar con un "rumbo, perspectivas y esperanzas".
APUESTA POR LA INTERVENCIÓN DEL BCE.
En el marco de la aplicación de los acuerdos alcanzados en la cumbre del pasado mes de junio, el presidente francés recordó que una vez establecidos los mecanismos de actuación, corresponde al Banco Central Europeo (BCE) juzgar si considera oportuno intervenir.
No obstante, Hollande expresó su postura en favor de que "cuando los diferenciales de deuda son tan importantes y no se explican por los fundamentos económicos" el BCE pueda intervenir para garantizar la sostenibilidad de la deuda de los países que han realizado esfuerzos.
"Eso creo que entra en el mandato del BCE", defendió Hollande, quien espera que la entidad precise su orientación en este aspecto y que eso permita aliviar el coste de los préstamos "de los países que han tomado medidas".
ESPAÑA DECIDIRÁ SI PIDE AYUDA.
Al referirse a la situación de España, el presidente francés ha subrayado que la decisión de recurrir o no a los mecanismos de rescate existentes, así como cuándo y cómo hacerlo, corresponde totalmente al Gobierno español.
"España es la que decidirá si sí o no, cuándo y cómo", aseguró Hollande, quien destacó que los sacrificios adoptados por España "están dando resultados", a pesar de lo cual los tipos de interés siguen siendo elevados, por lo que señaló que hasta que el MEDE sea validado por el Constitucional alemán, los fondos existentes tienen que dar apoyo a los Estados que lo pidan y apoyar así el crecimiento.