Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) IBM externaliza el negocio de microchips con la venta de su división a Globalfoundries

La operación provoca un desplome del beneficio en el tercer trimestre del 99,6%
La compañía tecnológica estadounidense IBM ha llegado a un acuerdo para la venta de su división global de tecnología de semiconductores comerciales a Globalfoundries, quien pasara a ser su proveedor exclusivo de estos productos durante los próximos diez años.
Según explica la empresa en un comunicado, Globalfoundries proveerá de semiconductores de 22, 14 y 10 nanómetros a IBM en la próxima década, servicio por el que recibirá 1.500 millones de dólares (1.173 millones de euros) en tres años.
Asimismo, la venta de esta división, que incluye la tecnología, los expertos y los derechos de propiedad industrial, tendrá un cargo antes de impuestos en los resultados del tercer trimestre de 2014 de 4.700 millones de dólares (3.676 millones de euros).
IBM señala que este acuerdo le permite enfocarse en la investigación de semiconductores fundamentales y en el desarrollo de sus futuras actividades móviles, en la 'nube' y 'big data', así como en sus sistemas de operaciones optimizadas de seguridad.
En esta línea, mantiene su compromiso ya anunciado de invertir 3.000 millones de dólares (2.347 millones de euros) en los próximos cinco años en la investigación de tecnología para semiconductores para la próxima generación de computadoras, información a la que tendrá acceso prioritario Globalfoundries.
EL BENEFICIO SE DESPLOMA UN 99,6%
Como consecuencia de esta operación, IBM obtuvo un beneficio neto de 18 millones de dólares (14,1 millones de euros) en el tercer trimestre, lo que supone un 99,6% menos que los 4.041 millones de dólares (3.165 millones de euros) del mismo periodo de 2013.
En esta línea, el beneficio de los nueve primeros meses del ejercicio descendió un 36,5%, desde los 10.299 millones de dólares (8.066 millones de euros) hasta los 6.359 millones de dólares (4.980 millones de euros).
Por su parte, la multinacional registró un descenso del 4% en su cifra de negocio en el tercer trimestre, hasta los 22.397 millones de dólares (17.540 millones de euros), mientras que en los nueve primeros los ingresos cayeron un 3,2%, hasta los 68.680 millones de dólares (53.779 millones de euros).
La presidenta y consejera delegada de IBM, Ginni Rometty, reconoció que el comportamiento de la empresa es "decepcionante". Así, explicó que han detectado una "marcada ralentización" en septiembre en el comportamiento de compra de los clientes y añadió que sus resultados apuntan a un ritmo de cambio "sin precedentes" en su sector.
"Aunque no logramos los resultados que esperábamos alcanzar, de nuevo nos hemos comportado bien en nuestras áreas de crecimiento estratégicas --'nube', data y análisis, seguridad, social y móvil-- donde continuamos cambiando nuestro negocio. Aceleraremos nuestra transformación", afirmó.