Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Ibex sube un 0,39% y cierra al borde de los 9.800 enteros

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este viernes con un repunte del 0,39%, lo que le ha permitido situarse en los 9.798 enteros pese al lastre que ha supuesto Sacyr. Sin embargo, el selectivo ha acumulado un descenso del 1% semanal, puesto que el viernes pasado cerró en los 9.900 puntos.
Sacyr se ha convertido en el 'farolillo rojo' de la jornada, después de que el miércoles anunciara que cancelaba el proyecto que estaba desarrollando en el Canal de Panamá debido a los sobrecostes. La constructora ha perdido un 6,85%, dejando el precio de sus títulos en 3,195 euros.
Tampoco ha sido buen día para Popular, que se ha dejado un 1,16%, Bankia (-0,76%), BBVA (-0,32%) y ACS (-0,12%). La parte positiva la han aportado Gamesa, que ha ganado un 4,49%, FCC (+3,25%), Mediaset (+2,38%), Viscofan (+2,12%) y Mapfre (+1,26%).
Salvo BBVA, que no ha conseguido aguantar el tipo y ha cedido un 0,32%, el resto de los 'blue chips' ha concluido la jornada en verde, con Santander y Telefónica (+0,69%) a la cabeza. Les han seguido Iberdrola (+0,41%), Inditex (+0,25%) y Repsol (+0,19%).
En el mercado de deuda, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles con vencimiento a diez años respecto a sus homólogos alemanes mantenía la mejora registrada al inicio del año, al situarse por debajo de la barrera de los 200 puntos básicos en el inicio de la sesión, por primera vez desde de mayo de 2011. Al cierre de la sesión de este viernes, la prima se colocaba en 196 puntos básicos, con la rentabilidad del bono en 3,895%.
En este contexto, el Ibex se ha mantenido en línea con las principales plazas europeas, que han llegado al final de la jornada en verde. París ha subido un 0,64%, Francfort un 0,48% y Londres un 0,35%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,3609 'billetes verdes'.
RETROCESO SEMANAL
A lo largo de esta semana, el Ibex ha acumulado un retroceso del 1%, con Sacyr como peor valor con una pérdida del 16,78%. BME (-3,81%) y BBVA (-2,73%) le han acompañado como valores más pesimistas. Por el contrario, Gamesa se ha anotado una subida del 8,52%, FCC un repunte del 4,86% y Viscofan ganancias del 2,18%.
El analista de XTB Gustavo Martínez ha explicado a Europa Press que en las dos primeras jornadas del año, los inversores han vivido el "terremoto" Sacyr, que llevó el valor a las cercanías de los 3 euros con una caída superior al 15%, la corrección de Bankia, próxima al 4%, y el impulso de Gamesa, que ha subido un 9%. "El sector más penalizado ha sido el bancario con hasta cinco entidades perdiendo más de un 1% en este breve inicio", ha añadido.
A su juicio, el "mediocre" comportamiento que está teniendo el Ibex "se ilustra en la fuerte bajada del 1,5% que experimentó el selectivo español en la sesión del jueves", debido a "las excesivas compras navideñas y la toma de beneficios por motivos fiscales".
El experto augura que el panorama no variará para el presente mes, sino que "se mantendrá el sesgo lateral con pocas opciones de romper la barrera de los 10.000 enteros y seguirán pesando las ganancias acumuladas durante el pasado 2013".
"Los descensos hasta el entorno de los 9.400-9.450 puntos debieran ser empleados como una primera posible zona de compra ante un año del que se espera mucho y demasiado 'rápido' en términos de rentabilidad", ha apostillado.
Por su parte, el analista de IG Daniel Pingarrón ha destacado a Europa Press que el movimiento "más llamativo" de esta semana se está produciendo en el mercado secundario de deuda, donde los bonos periféricos "están experimentando un rally, especialmente alcista en el caso de los títulos españoles".
"La rentabilidad de las notas de deuda española a 10 años ha bajado alrededor de un 7% en dos días, perforando el soporte del 4% con suma facilidad, y situando a la rentabilidad de la deuda española por debajo de la italiana. En los plazos más cortos, la evolución está siendo más intensa aún", ha subrayado.