Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Ibex rebota un 2,35% y se queda a las puertas de los 8.400 puntos gracias a la banca

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este lunes con un rebote del 2,35%, lo que ha llevado al selectivo a quedarse a las puertas de los 8.400 enteros (8.387) gracias al repunte de los precios del petróleo y a la banca, que ha terminado la jornada en positivo.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 148,1 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,658%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1020 dólares.
ArcelorMittal se ha convertido en el líder de la jornada con un avance del 6,9%, seguido de Popular (+5,24%) y Sacyr (+5,1%). Santander, que ha ganado un 5%, Caixabank (+4,42%) y Repsol (+4,41%) han completado los primeros puestos del ranking de subidas.
IAG ha sido el único valor que no ha conseguido aguantar el tipo, con un recorte del 1,66%.
Los 'blue chips' han protagonizado importantes subidas que han llevado al selectivo al positivo. Especialmente significativos han sido los avances de Santander, Repsol, BBVA (+3,9%) y Telefónica (+2,6%). Endesa se ha revalorizado un 2,01%, Inditex un 1,16% e Iberdrola un 0,66%.
De este modo, el Ibex 35 se ha colocado a la cabeza de las principales plazas del Viejo Continente: Francfort ha ganado un 1,96%, París un 1,69% y Londres un 1,48%.
El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón ha afirmado que sin que el fondo del mercado haya cambiado demasiado en los últimos días, la mejora de los precios del petróleo y de los bancos, los dos principales catalizadores, han permitido reducir las pérdidas anuales del Ibex a cerca del 10%.
El experto ha señalado que esta semana "será determinante" para medir si las Bolsas se enfrentan a un rebote "bien armado o ante una mera salida en falso de la sobreventa", como ya ocurrió a finales de enero. "Técnicamente aún estamos ante una situación débil, pues las grandes resistencias no han sido aún atacadas", ha agregado.