Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Linde afirma que el proceso de reforma y recapitalización de la banca ha dado sus frutos

Advierte de que las pruebas son "una foto fija del momento", no una garantía a 20 años
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha afirmado que los resultados de los test de estrés muestran que el proceso de reforma y recapitalización que emprendió la banca española hace dos años ha dado sus frutos, por lo que las entidades afrontan el futuro con balances saneados y una posición de solvencia.
En rueda de prensa, Linde ha señalado que el ejercicio ha contribuido claramente a la mejora de la transparencia sobre los bancos europeos y ha identificado sus debilidades de una forma "única, nueva y más profunda que anteriormente". "El ejercicio contribuye a reforzar la solvencia de las entidades europeas que van a ser sometidas a la supervisión única", ha indicado.
El Banco Central Europeo (BCE) ha determinado que la banca española está bien capitalizada y no requiere medidas adicionales para reforzar su solvencia. De las quince entidades que se han sometido al examen, sólo Liberbank ha aflorado un déficit de capital de 32 millones en la prueba de revisión de activos, necesidad que ya ha cubierto "sobradamente" a lo largo del ejercicio 2014, según el Banco de España.
Linde ha destacado que el buen resultado que ha obtenido la banca española en las pruebas "no es causalidad", sino que se explica por el "fortísimo" saneamiento que se llevó a cabo en 2012 y por el impacto positivo del programa de recapitalización del sector financiero español, que implicó una revisión de los balances exhaustiva y un ejercicio de test de estrés "muy severo".
A ello se suma un cambio en las reglas de las refinanciaciones en el año 2013, que llevó a los bancos españoles a reclasificar a peor categoría activos por 26.000 millones de euros, lo que dio una provisión adicional de 5.000 millones de euros.
PROVISIONES DE 270.000 MILLONES EN SEIS AÑOS
Tras hacer estas consideraciones, el gobernador del Banco de España ha subrayado que la banca española no ha tenido que hacer "casi ningún ajuste" en estas pruebas de esfuerzo del BCE y ha recordado que el sector ha hecho provisiones por más de 270.000 millones de euros en los últimos seis años. Por ello, el organismo esperaba que el resultado del examen fuese bueno. "Lo que ha ocurrido estaba dentro de nuestra previsión", ha sentenciado.
Linde ha insistido en que el resultado de este ejercicio es el comienzo de una nueva etapa que se inaugurará en noviembre, cuando entre en funcionamiento el Mecanismo de Supervisión Único. Además, ha advertido de que estas pruebas muestran la solvencia del sector, pero no dejan de ser una foto fija de un momento. "No son una garantía para dentro de 20 años", ha dicho.
Por su parte, el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, ha manifestado que, a la vista de los resultados, la banca española muestra una capacidad de resistencia "apreciable" ante el deterioro de las condiciones económicas y una suficiencia evidente en cuanto al volumen de provisiones disponible, "por eso le permite admitir el estrés del escenario adverso sin que afecte al ratio de capital".