Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Merlín y Metrovacesa se fusionan y constituyen una de las primeras inmobiliarias europeas

Santander será su primer accionista
Merlín Properties y Metrovacesa, inmobiliaria controlada por el Santander, han acordado fusionarse para dar origen al primer grupo inmobiliario español y uno de los mayores de Europa, dado que sumará activos por valor total de 10.297 millones de euros, y tendrá al banco Santander como primer accionista, según anunciaron las dos empresas.
La operación dará lugar a la constitución de dos sociedades. Una de ellas ostentará la cartera de patrimonio terciario (oficinas, centros comerciales y logísticos), que nace con una superficie total de tres millones de metros cuadrados, un valor de 9.317 millones de euros y capacidad de generar rentas de 450 millones de euros.
La otra firma integrará todo el patrimonio de viviendas en alquiler de las dos sociedades, valorado en 980 millones de euros, que facturará unos 35 millones de euros.
El Santander, actual accionista de control de Metrovacesa, con un 70% de su capital, será el primer accinionista individual de las dos compañías.
En concreto, la entidad que preside Ana Botín contará con un 21,9% del capital de la nueva Merlín tras la integración del negocio patrimonial de Metrovacesa. Asimismo, el banco tendrá el 46,21% de la nueva firma de alquiler de viviendas.
APROBACIÓN EN JUNTA EN SEPTIEMBRE.
La operación está sujeta a la aprobación en las respectivas juntas de accionistas de Merlín y Metrovacesa que previsiblemente tendrán lugar en septiembre, y se ejecutará en distintas fases mediante escisiones y ampliaciones de capital de las empresas.
El anuncio de la fusión de la socimi y la inmobiliaria que preside Rodolfo Echenique se acuerda justo un día después de que Merlín haya cerrado la compra de Testa a Sacyr y apenas unos meses después de que Metrovacesa concluyera su reestructuración.