Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) PSOE, dispuesto a derogar la reforma laboral de Zapatero porque "no hay pasado mejor al que volver"

CC.OO. y UGT valoran la intención de los socialistas de recuperar el diálogo social como eje central de esta legislatura
La secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, se ha mostrado dispuesta a que la nueva regulación laboral que salga de la negociación con los agentes sociales y un eventual Gobierno socialista supere la reforma que aprobó en 2010 el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, alegando que "no hay pasado mejor al que volver".
Rodríguez, acompañada por el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Miguel Ángel Heredia, se ha reunido este jueves en el Congreso con los responsables de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Gorri y Toni Ferrer, respectivamente, para explicarles las primeras iniciativas que el PSOE promoverá en la Cámara Baja, entre las que se incluye la derogación de la reforma laboral de 2012 y la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.
Sin embargo, ambos dirigentes sindicales han subrayado que es necesario derogar "las reformas laborales" aprobadas desde el inicio de la crisis, lo que incluye la regulación que salió adelante con el Gobierno socialista y que motivó incluso una huelga general contra Zapatero.
SUPERAR "TODOS LOS PASADOS".
Preguntada sobre la disposición del PSOE a dar este paso, Rodríguez ha subrayado que la propuesta "clara" de su formación pasa por recuperar el espíritu del primer Estatuto de los Trabajadores como "carta de derechos" en aras a conseguir "un nuevo marco de relaciones laborales" y "adaptar" el marco laboral a las nuevas situaciones económicas, sociales y vitales tras 30 años de vigencia del actual Estatuto.
"Eso supone un nuevo marco de relaciones laborales y, por tanto, acabar con los marcos anteriores, vengan de donde vengan y en la época que se hayan producido. Nosotros queremos tener un nuevo escenario, dejar atrás el pasado, todos los pasados. No hay ningún mejor pasado al que volver", ha apostillado.
De igual modo, la dirigente socialista se ha comprometido con los sindicatos a "estudiar" cómo "combinar" y "hacer compatible" su propuesta de elevar el salario mínimo interprofesional a 800 euros el primer año de legislatura, con el compromiso del PSOE, que pretende subirlo hasta el 60% del salario medio --unos 1.000 euros mensuales-- a lo largo de los próximos ocho años.
RECUPERAR EL DIÁLOGO SOCIAL.
En lo que sí han coincidido nítidamente sindicatos y socialistas es en la necesidad de utilizar esta legislatura para recuperar el diálogo social, roto a su juicio por las "imposiciones" del Gobierno de Mariano Rajoy durante los últimos cuatro años.
Por eso, minutos después de que el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, registrara en el Congreso las primeras 17 iniciativas de su grupo Rodríguez y el secretario general del Grupo Socialista, Miguel Ángel Heredia, se han reunido con las plataformas sindicales.
"No se trata sólo del contenido (de las propuestas), que es fundamental, sino también de las formas. Queríamos empezar a trabajar como queremos hacerlo, con base en el diálogo social, sentándonos con los agentes sociales, compartiendo nuestro programa con ellos e inaugurando una forma de hacer las cosas que en los últimos cuatro años no hemos visto", ha explicado Rodríguez.
Y es que, a su juicio, la forma de hacer política "tiene que dejar de ser la imposición" y empezar a caracterizarse por "el diálogo, el acuerdo, el consenso y la búsqueda de escenarios compartidos" porque el país lo "necesita". De hecho, el PSOE se reunirá en breve también con la patronal CEOE.
En la misma línea, Gorri ha puesto en valor esta nueva etapa de "mantener relaciones" y "discutir y debatir, a ser posible antes de que se presenten", las propuestas normativas que hagan las formaciones políticas.
Igualmente, Ferrer ha agradecido a los socialistas su "iniciativa" de plantear el encuentro de este jueves y su intención de "poner en valor el papel del diálogo social", que ha sido "claramente ninguneado" en los últimos cuatro años.
PRIORIDADES SINDICALES.
En cuanto a las prioridades de los sindicatos, incluyen tanto la subida del salario mínimo como la iniciativa legislativa popular (ILP) impulsada conjuntamente por UGT y CC.OO. para crear una Prestación de Ingresos Mínimos para las familias sin recursos. "El día que se presentó en el Parlamento todos los partidos estaban de acuerdo, todos se hicieron la foto", ha recordado Gorri.
Además, los sindicatos piden un plan global de lucha contra la pobreza, recuperar el "equilibrio" en las negociaciones laborales, "apostar claramente" por una contratación "estable, indefinida y de calidad", derogar la Ley de Revalorización de las Pensiones y la LOMCE, y suprimir la reforma del Código Penal que facilita las penas de cárcel para los piquetes sindicales.
Un acuerdo contra la violencia de género, una Ley de Igualdad Salarial, "reforzar" los servicios públicos y un cambio de modelo productivo también se cuentan entre las prioridades de los sindicatos, que en el medio plazo consideran posible avanzar también en una reforma fiscal y del sistema financiero.
"Las elecciones del 20 de diciembre han dejado claro que no tiene que haber políticas de austeridad, que hay que plantear claramente una nueva política económica y social, un nuevo modelo democrático de relaciones laborales", ha destacado el dirigente de Comisiones.