Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Popular se compromete a mejorar el 'pay out' "con prudencia" tras recuperar este año el dividendo

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, se ha comprometido este lunes a mejorar el 'pay out' de la entidad "con prudencia", una vez que este año ha recuperado el pago del dividendo después de suspenderlo con motivo del plan de recapitalización.
Ron ha hecho este anuncio durante su intervención ante la junta de accionistas de la entidad, donde ha apuntado que la mejora del 'pay out' vendrá acompañada del refuerzo de la solvencia y de una anticipación a las exigencias regulatorias que llegarán este ejercicio.
Para este ejercicio, el banco pretende incorporar la política del 'scrip dividen' o pago del dividendo en acciones o efectivo a la elección del accionistas, un aspecto que someterá a votación de la junta.
Más allá de mejorar su 'pay out', el banco pretende reducir la morosidad y los activos improductivos, acelerando la venta de inmuebles. De hecho, en lo que va de año la cifra de ventas de edificios ha triplicado la registrada en el mismo periodo del año anterior.
"Estas cifras se alcanzan en un contexto de incipiente mejora del mercado inmobiliario y es un primer paso para reducir el peso de esos activos en el balance", ha manifestado Ron.
La entidad también busca mantener la fortaleza en ingresos y el margen de explotación, así como impulsar la actividad comercial, creciendo en inversión, aumentando los recursos y gestionando los márgenes. A ello se suma la mejora de la calidad del servicio al cliente.
"Hemos hecho mucho, sin duda, pero queda mucho por hacer. La banca va a estar sometida a un escrutinio pormenorizado, tanto público como de los reguladores. De este modo es imprescindible buscar márgenes más elevados, ser más selectivos en la inversión, en definitiva, dar prioridad a la rentabilidad de las operaciones y a la calidad del riesgo", ha afirmado.
PICO DE MOROSIDAD.
Ron ha recordado que 2013 fue un año con cambios en la normativa de capital, de nuevas provisiones por créditos refinanciados y se cerró sin que se definiesen aspectos fundamentales de las pruebas de resistencia. En este contexto, el Popular "tomó la decisión de anticiparse" e hizo un ejercicio de prudencia que se tradujo en la calificación como deudores dudosos de riesgo al corriente de pago por 2.300 millones de euros en el último trimestre del año.
"Este ejercicio de anticipación y prudencia debería adelantar el punto máximo de la morosidad, aunque tiene un efecto transitorio de crecimiento de la tasa de mora y sobre las coberturas. Aún así, pensamos que era mejor anticiparse dejando más despejado 2014", ha resumido.
El primer ejecutivo del banco ha destacado que España seguirá siendo el mercado principal de la entidad durante "muchos años", aunque también ha dicho que es necesario buscar la diversificación internacionalmente "con prudencia" en el medio plazo, replicando el modelo basado en pymes, autónomos y profesionales. "Esta diversificación deberá servir para equilibrar la cuenta del banco en tiempos de crisis", ha sentenciado.
BUEN COMIENZO DE AÑO.
Ron ha indicado que desde comienzos de 2014 la acción del Popular se ha revalorizado un 35% y ha resaltado que en los primeros meses del año la morosidad está evolucionando "favorablemente".
Así, las entradas netas de morosos se han reducido significativamente, lo que permite anticipar el pico de morosidad. Además, el impacto positivo en los beneficios futuros vendrá por las menores provisiones que habrá que constituir en 2015 y 2016.
El presidente del banco también ha hecho hincapié en que en lo que va de año la nueva producción de crédito avanza favorablemente, ya que se está comprobando un aumento de la demanda solvente de crédito.
"Como resultado hemos incrementado la nueva producción con pymes y autónomos un 35% respecto al mismo periodo del año anterior y un 40% sobre clientes particulares", ha apostillado, al tiempo que ha subrayado que el coste de financiación está mejorando sustancialmente las estimaciones.