Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Popular adquirirá el negocio minorista de Citibank para entrar en el área de tarjetas revolving

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha explicado este lunes que la entidad está negociando la compra del negocio minorista de Citibank con la intención de entrar en el área de tarjetas revolving -aquellas que permiten aplazar las compras--, donde a día de hoy no tiene presencia.
A preguntas de los accionistas en la junta que se celebra en Madrid, Ron ha destacado que el Popular ha entrado "en un proceso de exclusividad" con Citi y ha declinado dar detalles debido a que la operación no se ha cerrado todavía.
El acuerdo permitirá a la entidad adquirir la red minorista de Citibank compuesta por 45 oficinas, los depósitos que controlan, los fondos de inversión y el negocio de tarjetas de crédito. "Citi es más pequeño que el Popular en balance en España y en el negocio de medios de pago, pero controla el 10% del negocio de crédito revolving en su propia tarjeta", ha apuntado.
NEGOCIO INMOBILIARIO
Ron, que ha recordado que las hipotecas del banco no se ven afectadas por la sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas suelo, ha hecho alusión a la situación del mercado inmobiliario y, pese a que ha reconocido que hay "una incipiente mejoría", ha dicho que al sector le queda "muchísimo" por recuperar.
En este sentido, ha recordado que el banco inició en el mes de diciembre una 'joint venture' con Kennedy Wilson y Väder Partnens que ya está dando sus frutos y que le ha permitido triplicar la venta de inmuebles en los primeros meses del año. "Se puede convertir en una operación en la que ganemos todos", ha dicho Ron.
Entre los objetivos de este ejercicio, el Popular se ha fijado el recuperar el valor de la acción, ya que, según el directivo, "está lejos todavía" del que creen el adecuado. "Es verdad que la acción se ha recuperado en 2013 y los meses de 2014, cuando previamente hubo un descenso muy considerable. El empeño del equipo gestor es que la acción tenga una valoración en el mercado muy superior al actual", ha dicho.
En este punto, ha destacado que el Popular ha conseguido salir de la crisis reforzado y todo ello sin recibir ninguna ayuda. No obstante, se ha quejado de que el precio que está pagando la entidad para ayudar a la recuperación del sistema es "muy alto" y alcanza los 1.775 millones de euros.
MEJORAR LA CUENTA DE RESULTADOS
En otro orden de cosas, Ron ha manifestado que hay aspectos de la cuenta de resultados que la entidad debería mejorar este ejercicio y ha señalado que el volumen de crédito cayó un 6% el año pasado. "Más allá de presentar un panorama idílico, estamos de acuerdo en que una de las prioridades de este año es incrementar el crédito. Somos un banco de empresas y no vamos a forzar el ritmo de concesión de operaciones", ha sentenciado.
Además, deberá mejorar la tasa de morosidad ya que es "objetivamente alta". "Nuestro objetivo es hacer crecer el negocio con margen y solidez. Si las circunstancias macroeconómicas mejoran, la mejora de la morosidad se conseguirá", ha dicho.
El primer ejecutivo del banco ha recordado que la tasa de morosidad es "difícilmente comparable" entre entidades, dado que aquellas que recibieron ayudas traspasaron sus activos dañados al denominado 'banco malo', algo que Popular no hizo. "Ahora tenemos que arrastrar una tasa de mora un poco más alta, pero vamos a gestionarla", ha zanjado.
Finalmente, Ron ha descartado que la entidad vaya a realizar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). "No hay ningún ERE ni pensado ni en marcha y la vocación del banco es ir creando empleo en la medida en que las condiciones económicas lo permitan", ha concluido.