Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Sindicatos y patronal de cajas pactan una subida salarial del 1% en 2017

Los sindicatos CC.OO., UGT, y CSICA han pactado con la patronal de las cajas de ahorros, Acarl, una subida salarial del 1% para 2017 y del 1,25% para 2018 tras firmar el convenio colectivo del sector.
Adicionalmente, el acuerdo establece un aumento "fuera de tablas" del 0,25% en función de si hay beneficios y reparto de dividendo en la entidad y otro 0,25% si la rentabilidad del banco es igual o superior al 6%.
En el supuesto de que la rentabilidad de la entidad sea igual o superior al 10%, los trabajadores recibirán un 0,25% más en 2017 y un 0,5% en 2018.
El acuerdo, que se ha cerrado tras 18 meses de negociaciones y que ha sido respaldado por el 85,13% de los trabajadores del sector, recoge la congelación salarial para los ejercicios 2015 y 2016.
REGULACIÓN DE LA CONTRATACIÓN DE INICIO
Por otra parte, el convenio regula la contratación de inicio con el fin de acabar con la precariedad laboral y establece un salario mínimo de entrada de 15.000 euros anuales el primer año y de 16.500 euros al año el segundo.
Además, se ha reducido en una hora las jornadas laborales de los jueves, que concluirán a las 19.00 horas, con lo que se fomenta la conciliación de la vida laboral y familiar, y se han mejorado los permisos de conciliación y de vacaciones.
También se ha incluido en el convenio una cláusula de garantía de empleo que hace que los procesos de reestructuración "se acometan sin el 'tic tac' de los procesos formales", según ha explicado José María Martínez, de CC.OO.
Así, el objetivo será que se alcance un acuerdo entre las partes y las medidas de salida sean "lo menos agresivas posible". "Es necesario que haya un marco regulador que garantice que esto se puede hacer con flexibilidad. Es algo que hay que poner en valor y que va a contracorriente de muchas reformas que se han instaurado, como la laboral", ha indicado.
Asimismo, se ha pactado bonificar los suelos de las hipotecas, que ahora se encontraban en el 1,5%. De este modo, el año que viene pasarán al 0,9% y en 2018 al 0,5%. "No parecía lógico que con el Euríbor en negativo los trabajadores del sector de cajas tuvieran unas hipotecas más caras que los clientes", ha afirmado Martínez, quien ha precisado que esta medida afecta a dos tercios de la plantilla, sobre todo a los más jóvenes.
UNA NEGOCIACIÓN "DIFÍCIL"
Tras la firma del convenio, el secretario general de Acarl, Javier Murillo, ha confesado sentirse "alegre" por haber llegado a un acuerdo tras una negociación "difícil" en un entorno "complicado", ya no solo por el proceso en sí mismo, sino también por el entorno, que no ha sido "nada favorable" para poder avanzar.
Desde su punto de vista, la moderación salarial pactada es "interesante", ya que continúa con la "tradición" de que parte de la retribución esté vinculada a la rentabilidad y resultados de la entidad. "El salario sigue la marcha de las propias empresas", ha añadido.
Murillo ha precisado que ahora se crean una serie de comisiones de estudio para poder abordar en profundidad "muchos de los temas" que no se han podido resolver positivamente en la negociación y se facilitan los medios para ello.
Entre estos temas, Martínez ha citado el sistema de retribución por trienios de experiencia o el estudio de los cambios que se están produciendo en el negocio bancario. En concreto, se ha referido al aumento de las operaciones bancarias online y a la atención a distancia. "Queremos que esta atención la ofrezcan profesionales de dentro del sector y no se externalice", ha aclarado.
REGULACIÓN DE UN SECTOR EN TRÁNSITO
El representante de CC.OO. también ha hecho hincapié en que "lo más importante" del convenio es que se regulan las condiciones de un sector "en tránsito" que se está viendo amenazado por las perspectivas de negocio y en el que los problemas del pasado no se han solucionado del todo.
Mientras tanto, el secretario de Servicios de Movilidad y Consumo de UGT, Miguel Ángel Cilleros, ha destacado que "cuanto más cuestan las cosas, más valor se le supone", al tiempo que ha coincidido con el resto de los negociadores en que llegar a un acuerdo "no ha sido sencillo".
"Hay que poner en valor que en el momento actual sabemos buscar soluciones. Negociando buscamos la viabilidad para el futuro y marcamos el camino para que tengamos unos cimientos asentados, sobre todo en la garantía y en la estabilidad del empleo", ha resaltado.
Finalmente, el presidente de CSICA-FINE, José Luis Rodríguez Alfayate, ha puesto en valor los esfuerzos realizados tanto por los sindicatos como por parte de la patronal. "No es el convenio de nuestra vida, pero en los momentos actuales nos hace mostrar felicidad por el acuerdo alcanzado", ha indicado.