Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Telefónica sube casi un 1,5% en Bolsa al despejarse la incógnita de la sucesión de Alierta

Los títulos de Telefónica han cerrado la sesión de este miércoles con una subida de casi un 1,5%, una jornada en la que César Alierta ha anunciado su decisión de abandonar la presidencia ejecutiva de la empresa, cargo para el que ha propuesto al actual consejero delegado del grupo, José María Álvarez-Pallete.
En concreto, las acciones de la operadora de telefonía han concluido la sesión en los 9,860 euros, lo representa un incremento del 1,482% respecto a los 9,716 euros en los que cerraron la jornada del martes.
Antes de conocerse la noticia, las acciones de Telefónica subían un 0,6% en un momento en el que el Ibex cotizaba en negativo lastrado por los bancos, pero tras trascender el relevo en la cúpula de la multinacional los títulos repuntaban hasta registrar un incremento de alrededor del 1,3%, que se ha acentuado hasta rozar el 2% a las 14.00 horas.
Tras el cierre de la sesión del miércoles, la capitalización de Telefónica en la Bolsa de Madrid superaba los 49.000 millones de euros.
La operadora ha registrado la cuarta mayor subida en la sesión del miércoles del Ibex 35, que ha avanzado un 0,21% al cierre y ha frenado la racha bajista de cuatro sesiones consecutivas registrada durante la Semana Santa.
El analista de Self Bank, Felipe López-Gálvez, subraya que Telefónica "ha sorprendido a todos" anunciando que Álvarez-Pallete sustituirá a César Alierta como presidente, pero destaca que los inversores han reaccionado con subidas al anuncio y la teleco ha logrado ser una de las mejores del Ibex.
"A la cotización le ha sentado bien la noticia, ya que el mercado considera a Álvarez-Pallete un digno sucesor, además de que dará una imagen algo más joven y fresca para encarar un futuro orientado a la digitalización", remarca.
Pese a ello, recuerda que Telefónica está pendiente de recibir el visto bueno de las autoridades de la competencia a la venta de su filial O2, una operación necesaria para reducir deuda e impulsar su plan estratégico. "De esta aprobación depende que se reparta de manera íntegra el dividendo y de que se amortice autocartera, lo que aumentaría la participación de los actuales accionistas en el beneficio", subraya.
El consejo de administración de Telefónica estudiará en su próxima reunión del 8 de abril el nombramiento de Álvarez-Pallete como nuevo presidente ejecutivo de la compañía, propuesto por Alierta al considerarlo "el directivo más preparado para afrontar con éxito los retos que impone la revolución digital".
Alierta, por su parte, seguirá formando parte del Consejo de Administración de Telefónica, cargo que ocupa desde cuatro años antes de acceder a la presidencia, y centrará también sus aportaciones en temas sociales y de progreso, como es la Educación Digital y la presidencia ejecutiva de Fundación Telefónica.