Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Telefónica emitirá 600 millones en obligaciones a cinco años vinculadas al valor de sus acciones

Telefónica realizará el próximo 9 de marzo una emisión de obligaciones a cinco años referenciadas al valor de sus acciones para su colocación entre inversores cualificados en el mercado internacional, operación con la que pretende captar 600 millones de euros.
Según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estas obligaciones devengarán un cupón del 0% anual y tendrán un precio de emisión del 101,25% de su valor nominal. Así, ofrecerán una rentabilidad negativa del 0,25%.
Las obligaciones, que se emitirán por Telefónica Participaciones, con la garantía de Telefónica, tendrán carácter senior (no subordinado) y un importe nominal de 100.000 euros, con vencimiento en el quinto aniversario de la fecha de emisión.
Una vez finalizado el proceso de prospección de la demanda, la compañía informa de que las obligaciones incorporarán una opción de conversión en efectivo, que podrá ejercitarse por sus titulares desde el 9 de noviembre de 2020 hasta el trigésimo tercer día hábil bursátil anterior a la fecha de vencimiento de las obligaciones "o antes en caso de verificarse determinados supuestos".
Aquellos titulares que decidan acogerse a esta opción recibirán un pago en efectivo que se determinará en parte en función de la evolución del valor de cotización de las acciones de Telefónica. Así, aclara que no se emitirán ni entregarán acciones de Telefónica ni de ninguna otra de las sociedades del grupo, con ocasión del ejercicio de esta opción ni de la amortización de las obligaciones.
El precio de referencia se determinará aplicando una prima del 20% sobre la media aritmética del precio medio ponderado por volumen de las acciones de Telefónica en las Bolsas de Valores españolas durante un período de referencia de 10 días hábiles bursátiles consecutivos a partir del 3 de marzo de 2016 (inclusive) y será anunciado por Telefónica previsiblemente en torno al 16 de marzo de 2016.
La emisión de las obligaciones se producirá "siempre y cuando se cumplan las condiciones previstas" y está siendo dirigida por BNP Paribas, Citigroup Global Markets Limited y Goldman Sachs International como entidades colocadoras.
LOS FONDOS SE DESTINARAN A FINALIDADES CORPORATIVAS.
La compañía ya informó antes de la apertura de los mercados este miércoles de que los fondos obtenidos de la emisión serán destinados a finalidades corporativas generales y a la compra de las opciones liquidables en efectivo.
Telefónica tiene la intención de solicitar la admisión a negociación de las obligaciones en un mercado regulado, plataforma multilateral de negociación u otro mercado organizado.
El contrato de suscripción prevé la asunción por parte de Telefónica de determinados compromisos de lock-up desde la presente fecha hasta 90 días después de la fecha de emisión (ambas inclusive), en virtud del cual se comprometen, entre otras restricciones, a no llevar a cabo emisiones, ofertas o ventas de acciones y valores convertibles y/o canjeables en acciones de la empresa, "con sujeción a ciertas excepciones".
Simultáneamente a la emisión de las obligaciones, Telefónica ha contratado con algunas entidades financieras opciones de compra de acciones liquidables en efectivo, con objeto de cubrir la exposición del Telefónica Participaciones y de la compañía a cualesquiera pagos que deban realizar bajo la opción de conversión en efectivo.
Estas entidades han informado a Telefónica de que esperan realizar operaciones de cobertura para cubrir su exposición bajo las referidas opciones de compra, incluyendo operaciones durante el período de cómputo para la determinación del precio de referencia y en torno a los periodos de conversión en efectivo o amortización de las obligaciones.
Esta operación ha permitido obtener un ahorro significativo respecto a la emisión de un bono senior al mismo plazo, a la vez que posibilita a la compañía ampliar y diversificar sus fuentes de financiación.
Con esta emisión, que se ha colocado principalmente entre inversores institucionales internacionales, la actividad de financiación del grupo en lo que va de año se sitúa por encima de los 900 millones de euros.