Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Tesoro coloca 3.580 millones, el máximo previsto, pero eleva el interés de las letras a tres meses

El Tesoro Público ha colocado 3.578,06 millones de euros en la subasta de letras a tres y nueve meses, ligeramente por encima del máximo previsto, pero ha tenido que elevar la rentabilidad en el caso de las letras a 3 meses.
La demanda ha superado los 10.480 millones de euros, prácticamente tres veces más que lo finalmente adjudicado entre los inversores. En el caso de las letras a tres meses, la demanda ha estado ligeramente por encima de 3.000 millones de euros y en letras a nueve meses, de 7.400 millones.
En concreto, el organismo ha colocado 767,94 millones de euros en letras a tres meses, con un tipo medio del 0,291%, por encima del 0,162% de la subasta previa del mismo tipo de papel. El tipo marginal también se ha elevado desde el 0,199%, el mínimo desde abril, hasta el 0,318% en esta ocasión. La demanda ha superado en cuatro veces a lo finalmente adjudicado, prácticamente igual que en la última emisión (4,1 veces).
En cambio, en las letras a 9 meses, donde ha colocado entre los inversores 2.810,12 millones de euros, la rentabilidad ha bajado, al ofrecer un tipo de interés medio del 0,980%, por debajo del 1,089% de la emisión anterior, mientras que el interés marginal ha pasado del 1,120% al 1,004%. El importe solicitado ha superado en 2,6 veces lo adjudicado, frente a las 1,9 veces de la subasta previa.
El Tesoro ha aprovechado, una vez más, la calma de los mercados, con un prima de riesgo en torno a los 235 puntos básicos, para colocar el máximo previsto. La semana pasada ya consiguió captar 7.600 millones de euros.
La subasta de este martes es la última del mes de septiembre y la primera que celebra el Tesoro desde la victoria en Alemania de Angela Merkel, ya descontada por los mercados y que no ha tenido mucho reflejo ni en las bolsas ni en las rentabilidades de las deudas públicas europeas.
En el mes de octubre, el Tesoro volverá de nuevo a los mercados con cuatro nuevas subastas. Dos de ellas, de bonos y obligaciones, se celebrarán los días 3 y 17 y las de letras el 15 (a seis y doce meses) y el 22 (a tres y nueve meses).