Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Tesoro coloca 10.000 millones en la mayor emisión sindicada de su historia con una demanda récord

El organismo ha colocado ya 22.096 millones del programa de financiación a medio y largo plazo, el 16,6% de la previsión para todo el año
El Tesoro ha cerrado con un rotundo éxito la emisión sindicada del bono a diez años al colocar entre los inversores 10.000 millones de euros de los casi 40.000 millones solicitados por parte de las más de 450 cuentas inversoras.
Tal y como ha señalado el Ministerio de Economía en una nota de prensa, el volumen emitido ha sido el máximo de la historia de las referencias sindicadas, mientras que la demanda ha alcanzado un nivel récord.
A lo largo de 2013 el Tesoro celebró tres emisiones sindicadas en las que también tuvo mucho éxito, pero nunca había colocado tanto ni cosechado una demanda tan alta.
En concreto, el organismo ha sacado al mercado una nueva referencia a 10 años, con vencimiento a 30 de abril de 2024 y un cupón del 3,80%. La rentabilidad se ha situado en el 3,845%, equivalente a 178 puntos básicos por encima del mid-swap.
La "enorme demanda", tal y como ha señalado el Ministerio, ha permitido al Tesoro asignar la emisión entre inversores de calidad y de manera muy diversificada, tanto atendiendo al tipo de inversor como a la distribución por zonas geográficas.
De hecho, la participación de inversores no residentes ha alcanzado un 60% de la sindicación. Dentro de este porcentaje, los inversores de fuera de la zona euro han tenido mayor participación y han destacado, sobre todo, los del Reino Unido e Irlanda, con un 29% del total; Estados Unidos, con un 8%; y los países escandinavos, con un 6%. Dentro de la zona euro han destacado las inversiones de Francia, con un 5% y de Alemania, con un 4%.
Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a gestoras de fondos, con el 41% del total; seguidas de las tesorerías bancarias, con un 32%; y de aseguradoras y fondos de pensiones, con un 17%. Los bancos centrales, por su parte, han participado con el 4% del total.
Con esta colocación, el Tesoro ha efectuado ya emisiones por un total de 26.033 millones de euros durante este ejercicio, de los que 22.096 forman parte del programa de financiación a medio y largo plazo. Esta cifra supone un 16,6% de la previsión de emisión para todo el año incluida el Programa de Financiación del Tesoro Público (133.300 millones de euros).
De hecho, esta emisión se suma a los buenos resultados cosechados en las subastas de letras, bonos y obligaciones del mes de enero, en las que se han colocado cantidades altas con intereses más bajos. Aún queda pendiente una última subasta este mes, que se celebrará el próximo martes y será de letras a 3 y 9 meses.
PRUEBA LA CONFIANZA EN LOS MERCADOS
Según el Departamento que dirige Luis de Guindos, la emisión de este miércoles ha demostrado una vez más la confianza de los mercados de capitales en los grandes emisores españoles, públicos y privados.
Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Banco Santander, Barclays Bank, Citigroup, Goldman Sachs y Société Générale han actuado como directores de la emisión. El resto del grupo de Creadores de Mercado de Bonos y Obligaciones del Estado han actuado como colíderes.