Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Los accionistas de Colonial avalan la ampliación de capital que dará entrada a Villar Mir

El presidente de la inmobiliaria "agradece muchísimo" el interés de Brookfield, pero dice que "se seguirá con el plan inicial"
Los accionistas de Colonial han dado luz verde este martes en junta extraordinaria a una ampliación de capital de hasta 1.000 millones de euros con la que el grupo Villar Mir se reforzará como primer socio de la inmobiliaria y que le dará entrada en el consejo.
Así lo indicó el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, que concretó que el 79,2% de los accionistas votaron a favor de esta operación y subrayó que durante la junta "no hubo ninguna manifestación contraria".
El plan contempla ratificado por los socios contempla una ampliación dineraria de hasta 1.000 millones, la venta de un máximo del 20% del capital de SFL, de la que Colonial es accionista mayoritario con un 53%, y la obtención de un nuevo crédito sindicado que permita completar el pago del actual préstamo, de 1.759 millones, que vence a final de este año.
Colonial ya tiene el compromiso de tres inversores para ampliar el capital en 500 millones de euros: 300 del Grupo Villar Mir, 100 millones de Grupo Santo Domingo y 100 millones más de Amura Capital. La ampliación de los 500 millones restantes se llevará a cabo con derecho de suscripción preferente.
El presidente de la inmobiliaria catalana, Juan José Bruguera, ha invitado a todos los socios a participar en la ampliación de capital, y ha señalado que Villar Mir --que no ha asistido a la junta-- pasará a ser el primer accionista, pero no superará el 30% de participación, ya que esto requeriría lanzar una OPA.
Ha explicado que en caso de no completarse la cifra prevista en la ampliación, los acuerdos aprobados este martes contemplan la posibilidad de realizar un aumento de capital adicional mediante la conversión de créditos en capital hasta llegar a este importe, pero Bruguera ha resaltado que "el plan central es levantar capital".
INTERÉS DE GBS FINANZAS Y MORGAN STANLEY.
El consejero delegado de Colonial ha concretado que la compañía cuenta con el interés de dos compañías, GBS Finanzas y Morgan Stanley, para la ampliación de capital, y que con la segunda ya ha empezado las rondas preliminares de 'roadshows' internacionales, y ha asegurado que el 'feed back' es "muy positivo".
Sobre el fondo canadiense Brookfield, el primer acreedor de la empresa, que el 16 de enero presentó una propuesta de reestructuración, Bruguera ha señalado que se ha informado a los accionistas pero no se ha podido votar porque la propuesta entró una vez aprobada la orden del día, y ha manifestado: "Le agradecemos muchísimo su interés, pero seguimos con el plan inicial".
Asimismo, ha recordado que la ampliación de capital está abierta a todo el mundo y en este sentido ha manifestado: "Brookfield es bienvenido".
RECUPERACIÓN DEL MERCADO.
Según Bruguera, si se cubre la ampliación prevista, la deuda de la compañía quedará por debajo del 50% del valor de los activos, sin el negocio de suelo y promociones --englobado en la sociedad Asentia-- "y, por tanto, en un camino normal para seguir aprovechando la incipiente recuperación en España".
La ampliación de capital se realizará una vez se hayan formalizado los compromisos firmes para la reestructuración de la deuda financiera o la obtención de nuevos préstamos y la desconsolidación de Asentia, que Bruguera ha subrayado que tiene un valor de solo un euro en las cuentas de la compañía y que la intención es reducir la actual participación de Colonial del 100% a menos del 20%.
Ha afirmado que hay fondos interesados en la compra de los activos de Asentia, aunque no ha concretado porque aún no hay ningún acuerdo firmado.
Ha destacado que Colonial tiene buenos activos, que han perdido menos valor que la media en España --en Barcelona y Madrid-- y en París han ganado más que la media, y ha asegurado que "el mercado ha dado la vuelta" y los activos inmobiliarios en España han recuperado el interés de los inversores.