Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El plan antifraude ahorra 7.625 millones en dos años y aflora 161.381 empleos irregulares

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha anunciado este martes que el plan de lucha contra el fraude laboral ha tenido un impacto de 7.625,8 millones de euros en los dos años que lleva en marcha y ha conseguido aflorar 161.381 empleos irregulares.
Báñez, durante un acto de entrega de diplomas a 29 nuevos inspectores de Trabajo y Seguridad Social y en presencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado además que, durante sus dos años de vigencia, este plan ha anulado 2.078 empresas ficticias (730 en 2012 y 1.348 en 2013) y un total de 78.056 contratos falsos, cuyo fin era obtener indebidamente prestaciones de la Seguridad Social o autorizaciones administrativas para trabajar.
La ministra ha explicado que durante el primer trimestre de este año hará público un informe con los resultados detallados del plan en estos dos ejercicios, en el que se incluirá además un análisis sobre el impacto que ha tenido el buzón ciudadano contra el fraude laboral, puesto en marcha el pasado mes de agosto.
En este sentido, Báñez ha avanzado que gracias a este buzón se ha procedido ya al inicio de 3.315 actuaciones, con lo que se está demostrando su "eficacia" como instrumento complementario de la actividad inspectora.
"Son buenos resultados", ha resaltado la ministra, que ha añadido que desde la puesta en marcha del plan se han incorporado a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 150 nuevos efectivos entre inspectores y subinspectores.
COLABORACIÓN EMPLEO-INTERIOR.
Báñez y su homólogo en Interior también han avanzado durante este acto que desde que firmaron el pasado 30 de abril el convenio de coordinación entre la Inspección de Trabajo y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se han incrementado un 30% sus actuaciones conjuntas, hasta sumar casi 18.500.
Este aumento de las actuaciones, han afirmado ambos ministros, ha permitido aflorar 10.017 empleos en 2013, un 12% más que en el año anterior, así como la detención de más de un millar de personas.
"La lucha contra los que roban a pensionistas o parados es una tarea de todos, y en este combate estarán como siempre los Cuerpos del Estado: el de Inspección, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil", ha subrayado Fernández Díaz.
MERCADO LABORAL "ESTABILIZADO".
En el transcurso de su intervención ante el ministro y ante los 29 nuevos inspectores de Trabajo (22 mujeres y 7 hombres), Báñez ha hecho hincapié en que España "está mejor que hace unos meses", tal y como se reconoce "dentro y fuera" del país, y todo ello gracias al esfuerzo colectivo de la sociedad española.
Dicho esfuerzo, ha proseguido la ministra, ha servido, entre otras cosas, para frenar la destrucción de empleo en España. "Hoy podemos decir que el mercado laboral está estabilizado y que el reto de los próximos meses es que el crecimiento económico se traduzca cuanto antes en creación de empleo", ha asegurado Báñez, que ha añadido que España "vuelve a ser un país creíble, solvente y generador de confianza".