Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) El beneficio de la banca se desploma un 51,7% en el primer semestre, hasta 3.196 millones

El beneficio atribuido de la banca española se estableció en 3.196 millones de euros en el primer semestre de 2012, lo que arroja un desplome del 51,7% en relación al mismo periodo del año anterior, según datos de la Asociación Española de Banca (AEB).
Este deterioro de los resultados responde al "extraordinario aumento de las provisiones" exigidas en los dos últimos reales decretos de saneamiento financiero aprobados por el Gobierno, explicó la patronal.
Concretamente, los saneamientos y dotaciones realizadas por los bancos españoles se elevaron en este periodo a la cifra récord de 16.527 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 64% respecto a junio de 2011.
Este crecimiento de las provisiones para afrontar eventuales pérdidas en las carteras de crédito va destinado en gran parte al saneamiento del riesgo inmobiliario en España y representa el 1,3% de los activos totales medios.
La fortaleza del margen de intereses, que alcanzó 26.614 millones de euros (+6,9%) gracias en parte al resultado de operaciones financieras (+56,2%), y del margen bruto, que se estableció en 39.605 millones (+3,7%) permitió intensificar el esfuerzo en provisiones.
'CORE CAPITAL' SUPERIOR AL 10%.
Según la patronal que preside Miguel Martín, "la parte superior de la cuenta de resultados continúa mostrando una elevada estabilidad", mientras que los niveles de solvencia del conjunto de bancos españoles se mantienen elevados, con un core capital superior al 10%.
El crédito aumentó un 6% respecto a junio 2011 y, tras las reclasificaciones y provisiones realizadas en el segundo trimestre del año, la morosidad se sitúa en el 5,2%, frente a la del 4,5% de doce meses antes, con una cobertura del 68%, seis puntos porcentuales por encima de la del año anterior.
La AEB especificó que el balance agregado se ve afectado por la incorporación de una entidad procendente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), en alusión a la CAM, adjudicada a Sabadell.
El balance se incrementa en un 8,5%, con "un discreto crecimiento de los recursos captados de la clientela, tanto en forma de depósitos como de valores negociables emitidos, un 0,4% anual entre ambos conceptos.