Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Un consorcio español se adjudica el 'macrocontrato' del AVE La Meca-Medina por unos 6.500 millones

Integrado por Talgo, Renfe, ACS, OHL e Indra, entre otras empresas.
El consorcio español, en el que también participan empresas saudíes, se ha adjudicado el proyecto de construcción de una línea de Alta Velocidad (AVE) entre La Meca y Medina, un 'megaproyecto' presupuestado en unos 6.500 millones de euros, según informó la Saudí Railways Organization (SRO).
El grupo español, que competía por este proyecto con un consorcio francés, está integrado por Copasa, Imathia, Cobra, OHL, Dimetronic, Inabensa, Indra, Renfe y Talgo. Esta última compañía será la encargada de suministrar los trenes.
El contrato incluye la construcción de la plataforma de la línea ferroviaria, de unos 450 kilómetros de longitud, la instalación de los sistemas de señalización y telecomunicaciones, la electrificación, el centro de operaciones y control y el suministro de 35 trenes AVE.
Además, incluye la operación y el mantenimiento de la línea por un periodo de doce años, según informó el organismo oficial saudí en un comunicado.
La Saudí Railways Organization indicó asimismo que el consorcio adjudicatario, denominado 'Al-Shoula', ha aceptado la propuesta que le ha realizado de "completar" algunos puntos de la oferta durante un proceso de negociaciones que ambos han mantenido.
Con la adjudicación de este contrato, Arabia Saudí tiene ya contratadas las dos fases en que ha dividido la construcción de esta línea, con lo que su construcción "avanza según lo previsto".
CONCURSO DE DOS AÑOS.
El país pone así fin al proceso de concurso público que lanzó hace unos años su Gobierno para contratar estas obras, por el que se interesaron consorcios empresariales de todo el mundo, de entre los que se seleccionaron dos finalistas, uno español y otro francés.
Para España, la consecución de este proyecto histórico supone un importante paso en la estrategia de internacionalización del AVE que promueve el Gobierno junto a las empresas del ramo bajo la marca 'Alta Velocidad Española'.
En el marco de esta estrategia, numerosos países de todos los continentes han viajado a España para conocer de primera mano el AVE, entre los que destaca Estados Unidos.